Tras las huellas de la caspa: rastreamos de dónde viene

Angela | 27 octubre 2017

Ponemos bajo la lupa a esta afección del cuero cabelludo para contarte su origen y los factores que la pueden provocar.

“Pityrosporum oval”, ¿protagonista de una película de aliens? ¿O hechizo de vudú que si lo repetís tres veces conseguirás un amarre sentimental? Pareciera, pero ¡no! Consiste en uno de los actores principales y de reparto en el origen de la caspa.

Empecemos por lo primero. Sabemos cuán molesto es padecer este problema, cuyo nombre científico es “Pityriasis capitis”, pero desconocemos de dónde viene y cómo opera en nuestra cabeza. Pese a ello, ya tenemos a mano una posible solución: el Shampoo Caspa Control de Sedal. Su fórmula contiene Zinc Piritiona, un componente eficaz contra la caspa que, combinado con un complejo humectante, deja tu pelo suave y libre de escamas.

Sedal Shampoo Caspa Control

 

Caspa en el cuero cabelludo de una mujer

Bajo la lupa

Dos son los bandos en cómo se dividen las causas: los factores internos y los externos a nuestro organismo. Si los vemos con detenimiento, podremos comprender mejor el camino para llegar a una posible solución.

1. Cinco son los reinos de la naturaleza y en el reino Fungi encontramos al “Pityrosporum ovale”. Consiste en un hongo que cohabita de manera natural en nuestra piel, sin darnos cuenta. Sin embargo, cuando existen desequilibrios hormonales se produce una exacerbación de éste hongo que induce la aparición de la caspa.

2. Aunque suene increíble, llevar una vida con altos niveles de estrés, ansiedad y tensión son factores psicológicos que cooperan a su origen.

3. Llevar una alimentación baja de nutrientes y de alimentos naturales no favorecen para tener un cuero cabelludo saludable.

4. La sudoración abundante no va a generar caspa. Sí puede  acrecentar los síntomas (mayor irritación) en caso de que la caspa ya exista.

5. Cepillarse el cabello con demasiada fuerza también incrementa los síntomas en caso de caspa preexistente.

6. Si la caspa ya existe, usar productos inadecuados según el tipo de pelo o el uso frecuente de tinturas o sprays fijadores, cuyas fórmulas sean demasiado concentradas e intolerables para la piel, hace que se aumente el síntoma.

7. Un indeseable factor es la dermatitis seborreica. ¿En qué consiste? Exceso de grasa en el cuero cabelludo, lo que provoca una intensa descamación y picazón ¡ouch!

Que no cunda el pánico. La mayoría de las veces, el uso de un shampoo adecuado, la higiene personal diaria y llevar adelante un estilo de vida y alimentación equilibrada, permiten tener un mayor control sobre el problema. Claro está, que si la afección se presenta en un nivel agudo, la consulta al dermatólogo es imprescindible.

Qué recomendamos

La inevitable tentación en sacar las escamas con las uñas o pasarse el peine innumerables veces -pensado que con ello se removerá la caspa-, es un aliado del enemigo. Mejor optar por aplicarse el Shampoo Crema Balance de Sedal, cuya exclusiva fórmula con óleos ultralivianos de Argán y Almendras penetra profundamente y crea protección en el pelo, dejándolo suave e hidratado desde el primer uso. Y luego deslumbrante todos los días.

Leer más