La guía completa para hacer rizos gruesos con tenaza

Conseguir unos rizos gruesos perfectos es más fácil de lo que te imaginas. Te compartimos la guía rápida y sencilla para hacerlos con la ayuda de una tenaza.
rizos-gruesos-4-782x439.jpg
Habilidad
Tipos de cabello

Los looks con aspecto natural han hablado, anunciando el inminente regreso del cabello chino. Y ahora, que hemos decidido darle una breve pausa al lacio impoluto, la meta es aprender cómo conseguir unos rizos gruesos perfectos.

Si bien es cierto que esos bucles que tanto adoramos son cuestión de genética, no hay nada que una tenaza, los productos adecuados y la técnica correcta no puedan hacer.

Mujer castaña con cabello midi y rizos gruesos
Haz que tus rizos gruesos duren todo el día, poniendo en práctica la rutina correcta para preparar, estilizar y fijar tu peinado. Crédito: All Things Hair.

Lava y acondiciona

Trabajar sobre el cabello limpio es la clave para conseguir unos rizos gruesos como de salón. Desde luego, si existen dos atributos que hacen que tu peinado parezca obra de un profesional, son la suavidad y el brillo. Obtenlos con el shampoo y acondicionador Sedal Ceramidas. Su fórmula adicionada con microceramidas complex deja tu pelo sano, fuerte y radiante.

Divide y prepara tu melena

Después del lavado y secado, secciona tu cabello en mechones y, antes de peinar cada uno de ellos, prepáralos rociando protector térmico, seguido de una dosis generosa de spray Savilé Aceite de Coco.

¡Empieza a peinar!

Una vez que hayas preparado tu melena, es momento de crear esos rizos gruesos que tanto te fascinan. Envuelve un mechón sobre la tenaza hasta las puntas. Espera por lo menos 10 segundos para permitir que se moldee. Saca con cuidado la tenaza y después, asegura el rizo con un pasador para evitar que se deshaga. Repite el proceso hasta estilizar cada sección.

Editor’s tip: utiliza una tenaza de barra ancha para obtener unos rizos amplios y voluminosos.

Cepilla delicadamente

Una vez que hayas terminado de rizar todo tu cabello, cepíllalo ligeramente o acomódalo con tus manos, para conseguir un acabado mucho más natural.

Fija tu peinado

Rocía una segunda capa de spray para asegurarte de que tus rizos gruesos sean invencibles.

Siguiente