Este flequillo desfilado será tu mejor inspiración para cambiar de ‘look’

Dale un giro sutil pero muy favorecedor a tu 'look', apostando por un flequillo desfilado. ¡Se convertirá en tu aliado preferido!

Cuando hablamos de looks dinámicos y relajados, el flequillo desfilado se apunta como el mejor aliado. Si bien los flecos llamativos siempre han sido el mejor recurso para hacer un cambio de imagen notorio, es justo el acabado discreto de esta variante lo que le ha dado total popularidad.

Y es que para las amantes de los peinados con flequillo, esta versión ligera y con mucho movimiento cobra cada vez mayor relevancia para crear estilismos desenfadados y con mucha personalidad.

¿Todavía no lo pones a prueba? ¡Aquí todo lo que debes saber al respecto para convencerte de llevarlo!

Mujer con corte pixie y flequillo desfilado
El flequillo desfilado luce perfecto tanto peinado de lado así como en las melenas cortas. Crédito: Saira MacLeod/Shutterstock.

El flequillo desfilado se distingue por su acabado fino y dinámico, que se logra empleando unas tijeras dentadas o navaja. Su objetivo es aportar ligereza, movimiento y volumen controlado a las cabelleras pesadas que buscan un look desenfadado y fácil de acomodar.

Pese a que su acabado es mucho más notorio llevándolo recto y sobre la frente, también queda perfecto en sus múltiples variantes (de lado, abierto y asimétrico), siendo de lo más versátil.

Eso sí, pese a que favorece casi a todas las cabelleras gracias a su textura adaptable, se trata de una técnica poco recomendada para el cabello muy delgado o dañado ya que podría debilitarlo.

Lo increíble del flequillo desfilado es que, gracias a su versatilidad, le va bien a todo tipo de rostros y texturas de cabello. No obstante, para las melenas abundantes o crespas y para los rostros con facciones fuertes y frentes pronunciadas, resulta idóneo para lograr un equilibrio perfecto, sin sumar peso o dimensión a tu peinado.

Mujer con corte bob y flequillo desfilado
Los flequillos desfilados son perfectos para mantener un ‘look’ con mucho movimiento. Crédito: Dvora/Shutterstock.

Aprende a peinarlo

Toma en cuenta la silueta de tu cara y las facciones que deseas destacar para acomodarlo de la forma en la que más te favorezca. Por otro lado, dominar la textura de tu cabello es fundamental para peinarlo sin dificultad.

Te recomendamos experimentar frente al espejo un par de ocasiones. Te ayudará a encontrar las técnicas y productos más adecuados para ti.

Protégelo del daño

Así como el resto del cabello, tu flequillo desfilado precisa de cuidados especiales para contrarrestar el daño derivado de los malos hábitos del peinado.

Tanto aplicar un protector térmico cada vez que vayas a estilizarlo, así como usar el sistema de adecuado, son clave para lograrlo. Una gran opción es el dúo de shampoo y acondicionador Bioexpert Células Madre Vegetales, pues su fórmula con ingredientes de origen natural, promueve la regeneración capilar, protegiendo y revitalizando el cabello tras cada lavado.

Adquiere las herramientas adecuadas

Considera invertir en los peines, productos y herramientas térmicas que mejor se adapten a la longitud de tu flequillo y su textura natural. Conseguirás un look mucho más pulido.

Dale mantenimiento

Por lo menos una vez al mes, visita a tu estilista para hacerle un despunte a tu flequillo desfilado y así mantenerlo en su longitud y forma idónea.

Toma en cuenta tu rutina de skincare

Tu rutina de cuidado facial también influye en el aspecto que tu flequillo cobra a lo largo del día. Y es que al reposar sobre tu frente, tiende a absorber todos los productos que aplicas sobre tu rostro, perdiendo su forma y volviéndose seboso.

Evítalo manteniendo el cabello alejado de tu cara mientras la piel absorbe cada fórmula tras su aplicación, en especial si sueles utilizar productos demasiado densos.

Siguiente