Guía completa de tipos de barba que definitivamente deberías intentar

Clásicas o sumamente originales, el repertorio de tipos de barba es variado y extenso. ¡Descubre la guía completa y elige la más favorecedora para ti!

El vello facial se ha considerado el eterno epítome de la masculinidad. No obstante, más que un rasgo de género, actualmente ha cobrado un carácter expresivo que denota personalidad y hasta cierta originalidad, dependiendo del tipo de barba que elijas.

Desde las más tradicionales hasta las propositivas, todas poseen un encanto especial. Solo hace falta encontrar aquella que vaya mejor contigo y que te haga sentir más cómodo.

Eso sí, elegir y conservar la barba idónea tiene su truco. Por un lado, aspectos como la forma de tu cara y hasta la textura del vello son factores determinantes para dar en el clavo con el look que decidas portar. Por el otro, darle los cuidados y mantenimiento indispensables es clave para hacerla lucir impecable.

¿Estás listo para aceptar el compromiso? Entonces, he aquí la lista de tipos de barba y algunos consejos que, definitivamente, debes conocer.

Hombre con traje, lentes de sol, barba y cabello oscuro
La mejor forma de elegir entre los diferentes tipos de barba que existen es identificando la forma de tu cara. Crédito: Action Press/Shutterstock.

Sin duda, tus facciones pueden definir la forma en la que luce cualquier tipo de barba. Aquí la pauta para elegir aquella que vaya mejor con tu tipo de rostro.

Barba para cara ovalada

Las caras ovaladas son de las más armónicas. Mantén tus facciones en perfecta proporción, apostando por estilos de barba que sigan la línea de tu rostro, sin sumar volumen a los lados o longitud extra en la barbilla. Lo mejor es que se te permitirá experimentar con múltiples formas y estilos de vello facial.

Barba para cara cuadrada

Este tipo de rostro se distingue por sus ángulos bien marcados justo a la altura de la mandíbula, la frente y las sienes. Para equilibrarlo, lo más recomendable son las barbas finas, preferentemente medias o largas, cuyo foco de atención esté en el mentón y alrededor de la boca.

Barba para cara redonda

Para los rostros redondos, el objetivo es alargar y afinar las facciones con una barba que cree mayores ángulos. Entre las más favorecedoras están aquellas de gran longitud o las enfoquen el volumen en la zona del mentón.  Eso sí, asegúrate de evitar los estilos que aporten dimensión en el área de las mejillas.

Barba para cara triangular

Los rostros triangulares se caracterizan por tener un mentón alargado y estrecho, mientras que la zona de las mejillas, sienes y frente son mucho más amplias. Para destacarlos, lo ideal es optar por una barba completa y tupida que aporte dimensión en la parte inferior del rostro.

Barba para cara oblonga

El objetivo máximo de las caras oblongas es acortar la longitud, proporcionando mayor volumen a los laterales para resaltar unas facciones mucho más armoniosas. La mejor manera de lograrlo es con un tipo de barba corta pero tupida, que dé énfasis a las patillas anchas.

Barba para cara diamante

Para las caras diamante, reconocidas por ser notoriamente más anchas en la zona de las mejillas y más estrechas en el área de la frente y el mentón, las barbas perfiladas que enmarcan los labios son ideales para suavizar los ángulos filosos de la barbilla.

Barba para cara trapecio

Estos rostros se distinguen por su frente angosta, sus pómulos poco definidos, su mandíbula prominente y su barbilla, a menudo, redondeada. En tal caso, el objetivo es desviar la atención del mentón, lo que conseguirás con una barba corta y cuadrada combinada con un bigote más poblado. Evita que la barba quede muy tupida en las mejillas, lo que daría la sensación indeseable de una mandíbula todavía más ancha.

Ahora que ya conoces las siluetas que le van bien a tu tipo de rostro, es momento de elegir el estilo de barba que mejor se adecúe a ti y tus necesidades. ¡Aquí la guía la completa!

Infografía tipos de barba
Descubre los distintos tipos de barba que existen y elige la más favorecedora para ti. Crédito: All Things Hair.

Barba de rastrojo

Sutil, ligera y muy corta, la barba de tres días se distingue por ir únicamente sombreada. Pese a su esencia desenfadada y, aparentemente, no premeditada, puedes mantenerla si te esfuerzas en darle un cuidado constante.

No obstante, este estilo es perfecto para quienes desean evitarse el mantenimiento y estilizado meticuloso diario o bien, que prefieren una opción que no sume volumen al rostro.

Barba tipo perilla

También conocida como barba de chivo, esta es de los tipos de barba sin bigote más populares. Conocida por su forma semicircular, limitada a la zona de la barbilla, puede ir corta o media, siendo idónea para alargar las facciones de los rostros circulares.

Barba tipo perilla extendida o circular

Entre los diferentes tipos de barba, esta tiene un carácter rebelde. Y es que su distintivo aspecto se asocia con las personalidades más rudas que han dominado la escena del rock.

Al juntarse con un bigote tupido, es un diseño que enmarca los labios por completo, resultando perfecta para equilibrar los rostros cuadrados.

Barba completa clásica

Sin duda, una de las más populares y favorecedoras, sobre todo, si te crece vello facial grueso y abundante. Eso sí, para mantenerla impecable es necesario un mantenimiento minucioso, tanto en casa como de parte de un profesional.

Bastará con dejarla crecer por casi seis semanas y, después, perfilar y arreglar el área del cuello para lograr este look.

Barba tipo cola de pato

Esta es una variante de la barba perilla extendida, la cual se logra recortando los laterales para hacer que el vello de la barbilla quede mucho más largo y en punta. ¡Justo como la colita de un pato!

Lo mejor es que si tienes el rostro redondo o cuadrado, te ayudará a equilibrarlo pues aporta longitud.

Barba tipo Garibaldi

Este look consta de una barba completa muchísimo más tupida en la zona de la barbilla. Resulta ideal para los hombres de gran tamaño, sobre todo, con rostros ovalados y rectangulares.

Pese a su aspecto desenfadado, se trata de uno de los tipos de barba larga, que requieren de gran mantenimiento para conservar su forma.

Barba tipo herradura

Esta se distingue por su forma peculiar que, más bien, pareciera un bigote extendido que pasa por encima de los labios y baja hacia la barbilla.

Siguiente

Barba tipo chuletas de cordero

Este estilo inusual se logra dejando crecer las patillas lo más largas posible, permitiendo que se unan con tu barba hasta las esquinas de la boca y rasurando la zona de la barbilla.

Créenos, pese a su aspecto extravagante, ¡es perfecta para equilibrar los rostros oblongos y triangulares!

Barba tipo Balbo

También conocida como tipo ancla, esta barba recorre la barbilla extendiéndose hasta las mejillas y va acompañada de un bigote perfectamente delineado.

Resulta ideal para todo tipo de caras, ya que es posible adaptarla para que luzca más armoniosa, sin que pierda su forma característica.

Barba redonda

Es muy similar a la barba perilla extendida pero mucho menos densa y todavía más delineada, desde luego, conservando un contorno completamente circular.

Barba tipo Brett

Esta es otra de las más clásicas y populares. Se conoce por extenderse por toda la parte inferior del rostro, contorneando la silueta de la cara de oreja a oreja y enfocándose en la barbilla.

Barba egipcia

Como bien lo denota su nombre, este estilo destaca por ser uno de los tipos de barba corta más sencillas de mantener, al enfocarse únicamente en el mentón, ¡tal como las barbas postizas en el antiguo Egipto! Resulta genial para alargar los rostros redondeados y estrechos.

Barba tipo pala

Es una barba media o larga sin bigote, que se enfoca únicamente en la barbilla y recorre la cara de extremo a extremo. Resulta excelente para resaltar tus facciones, especialmente si posees un rostro ovalado.

Barba tipo tenedor francés

Esta barba es muy similar a la de cola de pato pero con los extremos un tanto más largos y separados en dos. Se trata de un estilo original, perfecto si posees vello facial denso.

Barba tipo hipster

Densa, larga y con bigote, así luce la barba hipster, el estilo idóneo para lucir vello facial abundante, cuidado y bien definido. Sin duda, uno de los tipos de barba modernos más populares y favorecedores.

Amir Amor con barba clásica completa
Sin importar el tipo de barba que elijas, los cuidados y mantenimiento especiales son clave para mantenerla en perfecta condición. Crédito: Wayne Tippetts/Shutterstock.

Usa los productos adecuados

Si bien existen algunos shampoos y jabones especiales, no es indispensable emplear un sistema de lavado específico para barba. Basta con incorporar en tu rutina algunos productos elaborados con ingredientes naturales para mantenerla en excelente condición

Una gran opción es el dúo de shampoo y acondicionador Bioexpert Capullo de Seda. Su fórmula con ingredientes de origen natural, libre de sal, parabenos, parafinas, alcohol y colorantes, mantiene el pH de la piel balanceado mientras hidrata, fortalece y suaviza las hebras, previniendo que se resequen, se quiebren y se caigan.

Ten a la mano las herramientas necesarias

Sin importar el tipo de barba que lleves, considera adquirir algunas herramientas básicas para darle un retoque a la hora del grooming.

Una rasuradora con distintos tipos de navaja, unas tijeras delgadas y un cepillo térmico alisador especial para el vello facial,  te serán de gran utilidad para mantener un acabado impecable.

Hidrata profundamente

Ingredientes naturales como el aceite de aguacate, almendra o vainilla, son excelentes para nutrir e hidratar tu barba, manteniéndola saludable y con una apariencia perfecta.

Te recomendamos aplicarlos una vez por semana directamente sobre las hebras o bien, hacerlo diariamente a través de un sistema de lavado como el shampoo y acondicionador Sedal Bomba de Nutrición Cacao y Aguacate. Su fórmula mantendrá el pH de tu barba balanceado, haciendo que luzca más sana, suave y revitalizada.

Dale mantenimiento

Una o dos veces por mes, acude con tu barbero de confianza para perfilar tu barba y mantener su forma idónea. También puedes pedirle que aplique algunos aceites y tratamientos especiales para hidratar y fortalecer el folículo piloso.