Cómo cuidar la barba en casa: los trucos entre visitas al peluquero

Si crees que aprender cómo cuidar la barba se traduce en rutinas imposibles y productos costosos, te equivocas. Aquí, cuatro pasos simples.

Acudir al barbero de confianza para poner tu vello facial a punto supone un renacer para tu rostro. Sin embargo, para mantenerlo en perfecto estado durante las semanas que transcurren entre visitas a la peluquería, es esencial que lo trabajes por tu cuenta. Ahora bien, si piensas que aprender cómo cuidar la barba se traduce en rutinas imposibles y productos costosos, déjanos decirte que te equivocas.

La clave para conseguir un vello facial digno de alfombra roja —del que Chris Evans y Jake Gyllenhaal se sentirían orgullosos— es la disciplina… y unos cuantos trucos que puedes poner en práctica en tu propio baño. A continuación, desglosamos el cuidado de la barba para principiantes.

Hombre demuestra cómo cuidar la barba corta en casa
Aprender cómo cuidar la barba en casa es más sencillo de lo que parece: todo comienza con una buena limpieza. Crédito: Shutterstock.

Una barba arreglada tiene el poder de transmitir esa imagen impecable del caballero moderno que respeta la tradición sin ser esclavo de ella. Para conseguirla, te proponemos un ritual asequible que abarca las necesidades de los hombres más exigentes y te enseñará cómo cuidar la barba en solo cuatro pasos:

1. Barba limpia: aséala diariamente

El vello facial aporta elegancia y distinción, pero no deja de ser un filtro en el que quedan atrapados el polvo, la polución, el humo del tabaco y demás impurezas que flotan en el ambiente. Los restos de comida, los malos olores, el sudor, el exceso de grasa o la descamación de la piel —que se transforma en copos de caspa— también son íntimos enemigos de la salud de la barba.

¿Cómo mantener una buena barba? Humedécela al levantarte y antes de acostarte y aplica el jabón líquido Axe Gold: su irresistible fragancia —una combinación de cítricos, frutos verdes y ámbar humeante— te hará sentir como oro puro. Haz masajes circulares con el producto tanto en la raíz del vello facial como en las puntas.

Una barba sin cuidar y opaca pierde el encanto. Si quieres potenciar el brillo, enjuaga con agua fría para cerrar las cutículas. También puedes aplicar el acondicionador Folicuré Humectación Profunda para suavizar el vello facial al tacto pero fortalecerlo en su estructura.

Elimina el exceso de humedad con una toalla y deja secar al aire. Procura que esté completamente seca en el momento en el que te vayas a dormir para evitar la aparición de hongos.

2. Barba perfecta: también se peina

Hazlo tanto para prevenir la formación de nudos —estos cuidados para la barba larga son importantísimos— como para distribuir los aceites naturales a lo largo del vello, lo que hará que esté más suave y brillante.

Utiliza un cepillo de cerdas naturales si tu barba es larga y resistente. Si es más corta, basta con un peine. Si tu vello facial es muy rebelde y te preguntas cómo fijar la barba, ayúdate de la cera eGo Dry for men para obtener un acabado natural y flexible.

3. Cómo mantener la barba suave: la nutrición es primordial

Nutrir correctamente la barba no solo mejora su aspecto, sino que evita que se quiebre, encrespe y enrede con facilidad. Además de usar el acondicionador en tu rutina de limpieza, puedes darle un mimo extra (y más intensivo) con un bálsamo o aceite para barba. Eso sí, procura que sea una fórmula no comedogénica, pues correrías el riesgo de ver aparecer espinillas y puntos negros alrededor de tu barba.

Trabaja el producto en las palmas de las manos y extiéndelo haciendo movimientos circulares con las yemas de los dedos hasta tocar la superficie cutánea.

4. Cómo cuidar la barba: retocar es necesario

A medida que la barba crece, es normal que no lo haga uniformemente, tanto en forma como en densidad. Por ello, deberás aprender a manejarla con tus propias manos y herramientas para no permitir que convierta en imposible de domar.

Para barbas pobladas de longitud media o larga, utiliza un peine y unas tijeras rectas que te permitirán recortar aquellos pelos rebeldes y resecos que puedan alterar la arquitectura perfecta de tu vello facial.

Para cambios más drásticos, la mejor opción es una recortadora facial con diferentes alturas de corte. Esto te ayudará a mantener la barba corta. De esta manera, podrás definir y perfilar con precisión los contornos y conseguirás un estilo limpio y pulcro. Y recuerda: realiza siempre el corte en seco.

Si tienes huecos o zonas donde el vello sea menos denso, masajea diariamente para estimular el crecimiento. Si no ves resultado, acude al dermatólogo para que te recomiende tratamientos que favorezcan el crecimiento de vello en áreas más pobres.

Siguiente