5 formas de llevar el cabello color vino a las que no te podrás resistir

Si eres fanática de las coloraciones rojizas y deseas apostar por un 'look' doblemente llamativo y audaz, ¡el cabello color vino te encantará!

Hipnotizante, radiante y sumamente llamativo, así luce el cabello color vino, la tendencia de coloración que llegó para reinventar las melenas rojizas. Y es que gracias a su atractiva fusión de tonalidades rojo intenso y violeta —que juntos emulan el color de un sofisticado merlot— crea un efecto fuera de lo común que resulta simplemente irresistible de llevar.

Para las adeptas al pelirrojo, esta es una gran opción para apostar por la originalidad, mientras que para quienes buscan incursionar entre las cabelleras escarlata, es una acertada forma de empezar pues le va perfecto a prácticamente cualquier tono de piel.

Ya sea en mechas o en una coloración completa, el cabello color vino será tu mejor aliado para atraer miradas. Créenos, bastará con darle un vistazo a estos looks para quedar completamente convencida de adoptarlo con tu nuevo color insignia.

Balayage

cabello color vino con técnica balayage
Un ‘balayage’ en color vino es perfecto para darle luz a tu melena. Crédito: Instagram.com/katierosehairstylist.

Dale dimensión a tu melena optando por un balayage. Al fusionar tu color base con la tonalidad vino, crearás movimiento y profundidad haciendo que tu cabello luzca mucho más abundante.

Dip dye

Dale a tu cabello un toque original llevando las puntas color vino. Crédito: Instagram.com/colorbycaitlin.

Para quienes buscan un toque de color mucho más sutil y fácil de cuidar, el dip dye es una gran opción pues se concentra únicamente en las puntas. Lo mejor es que no requiere de una decoloración completa por lo que tu pelo no se maltratará como con otras técnicas.

Degradado

Un degradado hará que tu cabello color vino cobre un acento muy auténtico. Crédito: Instagram.com/colorbycaitlin

Si lo tuyo es la originalidad, apuesta por llevar el cabello color vino con un efecto degradado. Es perfecto para darle dinamismo a tu melena y jugar con varias tonalidades a la vez.

Ombré

Un ‘ombré’ es la técnica más práctica que puedes elegir para llevar el cabello color vino. Crédito: Instagram.com/colorbycaitlin

Un ombré en color vino te vendrá perfecto si prefieres optar por técnicas de menor mantenimiento. Y es que al no tocar la raíz, te permitirá espaciar las visitas al salón por más tiempo.

Coloración completa

Cabello color vino ondulado y largo
Una coloración completa en color vino lucirá sumamente sofisticada. Crédito: Instagram.com/beautylaunchpad/.

Si has decidido que el cabello color vino definitivamente es para ti, entonces no dudes en adoptarlo con una coloración completa. Tu melena lucirá brillante, brindándole gran calidez a tu rostro.

Adiós al lavado diario

Sin importar su tonalidad o acabado, las coloraciones rojizas tienden a deslavarse con facilidad. Espaciar los lavados te ayudará a prolongar el brillo y la intensidad del color por más tiempo.

Adopta un sistema de lavado especializado

Los productos que usas a diario son clave para cuidar el cabello color vino y devolverle su vitalidad original tras los procesos agresivos de decoloración y teñido.

Te recomendamos emplear fórmulas enfocadas en reparar el daño como el shampoo y acondicionador Nexxus Emergencé. Su mezcla de proteína elastina y colágeno marino restaura y fortalece el cabello químicamente modificado.

Recurre a un profesional

Tanto para teñir tu melena de color vino por primera vez, como para darle mantenimiento religioso cada mes.

Y es que, aunque es cierto que se puede teñir y retocar el cabello en casa, siempre es preferible recurrir a un colorista profesional para asegurar un acabado perfecto, especialmente cuando se trata de coloraciones más complejas como el rojo.

¿Ya has quedado convencida de llevar el cabello color vino?

Siguiente