6 mitos y realidades que las mujeres de pelo rojo deberían saber

En un hecho, por fin hemos dado con la respuesta a todos esos mitos sobre las mujeres de pelo rojo, que ya estabamos cansadas de escuchar.

El pelo rojo es una de esas tonalidades que siempre han logrado provocar una total fascinación, al grado de hacernos adorarlo. Y es que sin importar que sea natural o teñido, se trata de un color inusual —se estima que solo entre 1 % y 2 % de la población mundial es pelirroja de nacimiento—, por lo que no se salva de que uno que otro mito se cree alrededor de él.

No nos referimos a fábulas y supersticiones, sino a todas aquellas falsas creencias de belleza que se han creado en torno a este llamativo tono y definitivamente deberíamos desmentir ¡ya!

Mujer de cabello rojo corte bob largo
Son muchos mitos que rodean a las melenas rojas, pero lo cierto es que solo una parte de ellos es verdadera. Crédito: Bassetti/WWD/Shutterstock.

1. Las canas no aparecen en el pelo rojo

Este es uno de los mitos que probablemente te hizo agradecer el hecho de ser pelirroja o te dejó deseando serlo. Desafortunadamente, ¡es falso!, pues ni las melenas rojas se escapan de las canas. Y aunque sí podemos asegurarte que tardarán mucho más tiempo en aparecer —pues el pelo rojo primero se despigmenta quedando rubio—, tarde o temprano el paso de los años siempre hace de las suyas.

2. Las melenas rojas son más escasas

Lamentamos decirlo, pero esta creencia popular tiene mucho de cierto. Mientras que las melenas oscuras son mucho más abundantes, seguidas por las rubias, la media de cabellos para las pelirrojas es mucho menor. Sin embargo, el pelo rojo tiende a ser más grueso, por lo que, en cierto modo, la escasez se compensa.

Ahora bien, si eres pelirroja y verdaderamente te preocupa tener una cabellera más densa, puedes recurrir al shampoo y el acondicionador Sedal Crecimiento Antiestrés, cuya formulación fortalece las hebras y propicia que crezcan hasta 5 centímetros en cuatro meses.

3. El pelo rojo natural pierde intensidad con el tiempo

Sí, al igual que otras tonalidades, esta también pierde intensidad conforme pasan los años. Y aunque no estamos diciendo que dejarás de ser pelirroja de la noche a la mañana, sí podemos confirmar que la pigmentación irá variando paulatinamente.

Siguiente

4. Una melena roja es mucho más difícil de teñir

Al igual que las cabelleras negras, las rojas provocan dolores de cabeza a los coloristas. La razón es que estos pigmentos son más resistentes que otros, lo que dificulta la tarea de teñirlos, especialmente si no pasaste por un proceso de decoloración previamente.

5. El pelo rojo solo le va bien a las pieles claras

¡No hay nada más falso que esta afirmación! Si bien las melenas rojas naturales se hacen presentes en las pieles caucásicas, también es un color que luce muy bien en otros tonos de tez, siempre y cuando sepas elegir la tonalidad correcta. Así que si ya habías descartado convertirte en pelirroja, te conviene analizarlo de nuevo.

6. Los tintes rojos tienden a desvanecerse más rápido

Cierto, especialmente cuando se encuentran en contacto con el agua. Afortunadamente, un mantenimiento constante y un sistema de lavado adecuado, podrán ayudarte a mantener ese rojo intenso que tanto te gusta. Prueba el shampoo y acondicionador TRESemmé Blindaje Platinum. Su fórmula con pro-keratina y lípidos recupera la estructura de la fibra y sella la cutícula, revirtiendo hasta dos años de daño y blindando las hebras ante el deterioro futuro.

 

¿Conoces otros mitos sobre las mujeres de pelo rojo que deberíamos desmentir?