Tips para mantener el flequillo limpio y perfecto todo el año

Humedad, ¿quién te conoce?

Los flequillos son una de las tendencias más fuertes para este año pero muchas veces, mantenerlos se pone complicado. El calor, la humedad, la grasitud del pelo e incluso el no saber peinarlo hace que lo tengamos desatendido.

El mantenimiento del flequillo limpio suele lograr que su popularidad sea más alta en invierno que en verano pero en ATH somos fans de llevarlo durante todo el año. No te preocupes, no vas a tener que renunciar a tu fleco porque tenemos los mejores tips para mantener el flequillo limpio y perfecto.

Flequillo limpio recto y corto
Baby bangs. Crédito: Shutterstock

Levantalo un poco

El problema con el flequillo es que se tiende a separar por la grasa que absorbe de la piel  y del cuero cabelludo, entonces parece que está sucio cuando no es así. La solución a esto es secarlo con un secador y un cepillo redondo para despegarlo un poco de la frente y que toque la piel lo menos posible.

Tip de la editora: Para purificar tu pelo (¡y tu flequillo!) de los residuos diarios, te recomendamos lavar con el Shampoo y Acondicionador Ritual Detox de Dove. Su fórmula, enriquecida ayuda a nutrir el cabello y a cuidar las cutículas dañadas, recuperando su suavidad y su fuerza.

flequillo limpio cortina pelo largo
Romántico Crédito: Shutterstock.

La laca como barrera

En general, es mejor mantener el flequillo limpio libre de productos para evitar la formación de grasa y más aún en los días que hay mucha humedad. Sin embargo, si tu cabello tiene más textura o vivís en un lugar muy húmedo, aplicar un poco de Laca Fijación Extra Firme de TRESemmé en el flequillo luego del peinado, va a actuar como barrera contra la humedad y lo va a mantener en su lugar.

Recortá las cremas humectantes

Cuidarse la piel es muy importante, hay que tomar mucha agua, ponerse protector solar (sí, aún cuando el sol no está muy fuerte) y cremas humectantes para cuidarse de la deshidratación. Tener flequillo no implica que no las vas a poder usar pero sí tratá de evitar aplicarlas en la frente. De todas formas, el pelo va a actuar como barrera para protegerte del sol, por lo que no hay que preocuparse de tener la frente de un color y el resto de la cara de otro. Si tenés un cutis con tendencia a graso, llevar toallitas para secarte la piel es imprescindible… y va a mantener el flequillo limpio por más tiempo.

flequillo limpio y abundante Rubio con mechas corte bob
Flequillo recto. Crédito: Indigitalimages.com

Lavate solo el flequillo

Algunas mujeres prefieren no lavarse el pelo todos los días por diferentes motivos, como puede ser para que adquiera más cuerpo para un peinado o mantener un color fantasía. Lo bueno es que el flequillo puede ser lavado aparte sin tener que mojar toda la cabeza. Usá solo shampoo, no es necesario poner acondicionador, ya que igualmente el pelo está suave y en mejor estado que el resto. Si sentís que está muy duro, aplicar crema para peinar antes de secarlo va a ser de ayuda.

Probá un estilo al costado

El flequillo más abierto, largo y de costado es muy lindo porque no requiere de tanto mantenimiento pero tiene la misma vibra. Dejalo crecer un poco y abrilo para que caiga como una cortina en la frente. El resultado es muy femenino y romántico (¡y sin todo el esfuerzo que implica un flequillo recto!).

corte bob morocho piel morena raya al medio volumen flequllo limpio
De lado. Crédito: Indigitalimages.com

Tomá un break

Cuando todo lo demás falla… dejar que el pelo descanse es lo más saludable. Si el clima y el cabello no cooperan, podés usar un pañuelo, una vincha o asegurar el flequillo con clips adornados o en un jopo. Hay muchas posibilidades para correr el fleco de la cara y esperar a que, al día siguiente, esté de mejor humor.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Test de Pelo