Permanente rizada: 5 estilos que llenarán de onda tu ‘look’

La permanente rizada está de vuelta, pero esta vez no se trata solo de rizos alborotados sin control.

¿Está de vuelta la permanente rizada? La respuesta es ¡sí! Los rizos abundantes están de regreso en cabelleras de todos los tamaños, y tan amplios o cerrados como tú quieras.

Por si no lo sabías, una permanente rizada es una técnica en la que, con el uso de calor y productos químicos, la estructura de tu cabello se une formando rizos u ondas. Esta tendencia triunfó en la década de los 80, en la que los niveles de volumen eran tan altos, que parecían romper la ley de gravedad.

Esta extravagante técnica de rizado llegó al siglo XXI con un aspecto renovado y con un gran abanico de opciones para que la adaptes a tu estilo personal. Así que si siempre has querido tener una cabellera con rizos bien definidos, este es el momento perfecto para hacerlo. Inspírate en estos cinco estilos de permanente rizada y consigue la melena de tus sueños.

El estilista divide el cabello limpio y húmedo en secciones —cuantas más haga, más pequeños serán los rizos— y las sujeta con pinzas. Después, enrolla cada sección en tubos.

Con unos guantes de látex, aplica la solución de permanente sobre los rulos, de manera uniforme. Permite que actúe durante 15 o 20 minutos. Enjuaga con agua tibia y aplica la solución neutralizante. Retira los tubos y vuelve a enjuagar.

Aunque lo más recomendable es ponerte en manos de un profesional, puedes aventurarte a realizar la permanente en casa con kits que venden en las tiendas de belleza.

La duración aproximada es de dos a seis meses, pero depende de tu tipo de pelo y la manera en que lo cuides. Aprende aquí los cuidados necesarios para tu permanente.

No, pero considera que, si tu melena es corta, conseguirás unos chinos muy marcados o bien, unas pocas ondulaciones más gruesas. Por el contrario, es difícil hacer una permanente sobre cabelleras extralargas —de más de 30 centímetros—, pues el peso del pelo termina por alisar los rizos.

Permanente rizada con fleco

permanente rizada con fleco
Blugirl FW 2015. Crédito: Indigital.

Una melena lacia con flequillo se puede convertir —en un abrir y cerrar de ojos— en una cabellera rizada. Es un estilo desenfadado y admiramos profundamente el detalle del flequillo rizado también.

Editor’s tip: Usa un peine de dientes gruesos para darle forma a tu melena, ya que los de dientes finos le provocan frizz.

Permanente rizada con frizz

permanente rizada con frizz
J.W. Anderson SS 2017. Crédito: Indigital.

El estilo con exceso de frizz sigue siendo una tendencia. La esencia de la permanente rizada es que se puede llevar despeinada, siempre y cuando esté en condiciones saludables. El aspecto negativo de estos tratamientos permanentes es que tienden a secar el pelo. Pero no temas, salva tu cabello usando el shampoo TRESemmé Blindaje Platinum, que te ayudará a reparar hasta dos años de daños y protegerlo del futuro maltrato.

Ilusión óptica

Permanente rizada pelo fino largo
3.1 Phillip Lim FW 2019. Crédito: Indigital.

La permanente rizada abre su campo de acción para brindarte la posibilidad de darle el volumen que quieras a tu pelo. Volumen maximizado o espirales más compactos, encrespado o no ¡Las posibilidades son infinitas! Si tienes una melena con pelo fino o escaso, la ventaja es que el volumen genera una ilusión óptica de abundancia, así que úsalo a tu favor.

Siguiente

Provocador

permanente rizada pelo rojo
Marc Jacobs SS 2020. Crédito: Indigital.

Esta idea de permanente rizada lleva a un nivel elevado de volumen sus rizos. Es ideal para melenas gruesas o para las que tienen mucho pelo, y un look apto solo para las más osadas.

Dentro del caos siempre debe haber un orden, así que no olvides aplicar un producto para aportarle suavidad a tu melena. La crema para peinar Sedal Rizos Definidos, los dejará controlados y con movimiento natural hasta por 24 horas.

Bob con permanente rizada

permanente rizada con fleco
Blugirl FW 2015. Crédito: Indigital.

La permanente rizada se puede trasladar a cabelleras largas, medias melenas o hasta en estilos más cortos como el bob, tal como el que lleva la modelo en la foto.

Si el largo de tu melena es como el de la imagen, pero no estás muy contenta con su textura natural, ¡no tengas miedo! Transforma tu apariencia y súmate a la tendencia de rizos con permanente.