Corte ‘shaggy’: el estilo más favorecedor de 2020 para todo tipo de melenas

Si te fascinan los 'looks' desenfadados y con esencia 'effotless chic', entonces el corte 'shaggy' se convertirá en tu nuevo estilo preferido.

Este 2020, la euforia por los looks retro ha traído consigo el acertado regreso del icónico corte shaggy, también conocido como shag. Ahora, este famoso estilo que surgió y reinó en los años 70, se impone con suma fuerza entre los cortes de cabello más favorecedores que puedes elegir.

Pocos son los estilismos que les sientan bien a todas y, sin duda, este da en el clavo con ello. No por nada ha sido un corte recurrente que ha trascendido por décadas, reinventándose con toques de modernidad pero sin perder la esencia casual y desenfadada que lo distingue.

Famosas como Taylor Swift, Zendaya, Selena Gomez y Poppy Delevingne, entre otras, ya le han dado su voto de aprobación, demostrándonos que luce fantástico en todas sus variantes. ¿Te faltan motivos para adoptarlo? ¡En All Things Hair te daremos algunos que te dejarán plenamente convencida!

El shaggy es un corte midi de base recta que se distingue por sus múltiples capas finas —casi imperceptibles— que, usualmente, van combinadas con un flequillo tupido. Su objetivo es enmarcar la cara a través de un juego dinámico con mechones de distintas longitudes, para lograr un aspecto rebelde y desenfadado.

Y sí, es justo ese acabado escalonado en el que radica su encanto, pues logra un efecto contouring adaptable a todo tipo de rostro y cabello, siendo tremendamente favorecedor para cualquiera que se atreva a llevarlo.

Mujer castña con corte shaggy
El corte shaggy es idóneo para lograr un ‘look’ desenfadado, rebelde y con movimiento natural. Crédito: Instagram.com/hairbykenamn.

Se acomoda fácilmente

Si sueñas con ahorrarte tiempo en las mañanas, podemos decirte que será un deseo concedido. Y es que gracias a sus múltiples capas, el corte shag prácticamente se acomoda casi por sí solo, facilitándote la hora del peinado.

Aporta volumen o lo controla

Dependiendo de la longitud y cantidad de capas que lleves, el corte shaggy puede ayudarte tanto para crear volumen, como para controlarlo. El truco consiste en pedirle a tu estilista que las distribuya en la forma que mejor le convenga a tu tipo de pelo y a la estructura de tu cara.

Brinda movimiento

Si hay algo que distingue a este corte es el dinamismo. Siendo justo ese aspecto el que le otorga su carácter desenfadado y muy cool, haciendo que tu melena cobre mayor vida y luzca mucho más abundante.

Va bien con todo tipo de pelo

Aunque en los últimos años el corte shaggy ha cobrado gran popularidad entre las melenas rizadas, es un estilo que le va bien a todas las cabelleras, pues respeta y realza su forma natural.

Es completamente versátil

Corto o en su clásica versión midi, con fleco o sin fleco, lacio, ondulado o rizado. ¡Todas las opciones que te imagines son asequibles y lucen de maravilla!

Le resta años a tu apariencia

Y si lo que te preocupa es lucir un estilo totalmente juvenil, el corte shaggy también lo consigue perfecto gracias a su aspecto casual y relajado que rompe con clásicos cortes serios de siempre.

Xenia Adonts con corte shaggy lacio
El corte ‘shaggy’ es perfecto para darle volumen al pelo delgado o lacio. Crédito: Instagram.com/xeniaadonts.

Si algo nos fascina del corte shag, es que no requiere de gran esfuerzo para lucir fantástico. No obstante, cuando se trata de destacar al máximo los atributos de este corte sin complicarte demasiado, los productos que utilizas a diario juegan un papel importante.

Empieza tu rutina con un sistema de lavado suave y ligero que le brinde movimiento a tu melena como el Shampoo Dove Cuidado Micelar. Su fórmula nutre, fortalece y protege el pelo contra el desgaste diario, sin agregarle peso y dejándolo radiante.

Incluye en tu rutina de cuidado la crema hidratante diaria Dove Cuidado Micelar. Es un producto diseñado para usar dentro y fuera de la regadera, pues combina los beneficios de un acondicionador con los de estilizado de una crema para peinar.

Por otro lado, los productos de styling livianos serán la cereza al pastel para acertar con cada peinado que desees crear con tu corte shaggy. Entre nuestras opciones favoritas se encuentra el mousse Sedal Hidratación Ligera. Su formulación con agua de coco es perfecta para hidratar y controlar tu cabello —especialmente si es rizado—, sin restarle movimiento.

Siguiente