20 maneras de llevar un ‘bob’ medio como las celebridades

Fácil de mantener, versátil y universalmente favorecedor: el 'bob' medio es el corte adorado por las mujeres tan sofisticadas como pragmáticas.

Si un corte bob roza la mandíbula y un bob largo parte de la clavícula hasta un par de centímetros abajo, un bob medio se podría ubicar en el transcurso del cuello. El bob —así, como si fuera nuestro mejor amigo— es uno de los peinados icónicos, favorito las mujeres sofisticadas que buscan practicidad. Después de todo, lo inventaron las incansables enfermeras de la Primera Guerra Mundial, lo adoptaron las actrices estadounidenses en los años 20 y lo popularizaron las carismáticas flappers.

Un siglo después, continúa siendo un clásico de la peluquería, aunque el término ha perdido rigor y ahora lo llevamos en distintas versiones y longitudes. El bob medio conserva el factor chic de su predecesor, pero es más versátil, universalmente favorecedor y fácil de mantener.

Si tu rostro es redondo, apuesta por una longitud mayor; en caso de que decidas llevar fleco, que este sea largo y ladeado. Si es cuadrado, un corte cóncavo —más corto atrás que adelante— que termine una pulgada o dos debajo de tu mandíbula será tu mejor aliado. Si tiene forma de corazón, una melena justo a la altura de la barbilla, con las puntas afiladas, logrará el equilibrio deseado; el fleco de lado también es una gran opción. Si es oblongo, considera un bob con capas a la altura de los ojos y la barbilla o bien, con un fleco contundente.

Si tu rostro es ovalado, puedes experimentar con todos los estilos. ¿Por qué no te atreves con un choppy bob, una interpretación desenfadada y con mucha textura?

Ahora bien, puedes hacer un blow out, peinarlo completamente lacio, con ondas —despeinadas o retro— o semirrecogido, en un half-up bun o con trenzas. Las posibilidades son infinitas y en este sitio tenemos muchas ideas inspiradoras, todo depende de tu personalidad y humor.

1. Despunta tu bob medio cada tres a seis semanas

En promedio, el pelo crece media pulgada al mes. Mantener el corte en su punto, especialmente cuando lo llevas por encima de los hombros, es indispensable para que tu melena luzca estructurada y con el volumen adecuado para tu cara.

2. Cepíllalo con menor frecuencia

En la medida de lo posible, desenreda tu bob medio con los dedos; esto le aportará mayor textura. Si prefieres llevarlo liso, invierte en un buen cepillo redondo y sécalo con secadora.

3. Reduce el uso de herramientas térmicas

Encuentra un estilo de bob medio que no te obligue a utilizarlas diariamente. En su lugar, aplica una mezcla de sal de mar con agua sobre el pelo húmedo y tuerce los mechones en direcciones opuestas para lograr un efecto despeinado. Si tu melena es más corta y tiende a esponjarse —recuerda que a menor longitud, mayor volumen—, la crema para peinar Savilé Antiesponjado con Leche de Almendra y pulpa de sábila provee fijación, cuerpo, suavidad y brillo.

Por último, usa el spray TRESemmé Climate Control —con filtro UV— y un cepillo de dientes para aplacar los cabellos rebeldes. Evita la sobreacumulación de productos exfoliando tu cuero cabelludo semanalmente.

4. Lávate el pelo todos los días

La melena corta tiende a acumular más grasa, por lo que es probable que requiera de una limpieza aún más frecuente. En este caso, los productos hidratantes son indispensables. Nos encantan el shampoo y acondicionador Nexxus Hydralight; su fórmula enriquecida con minerales marinos y proteínas humecta el pelo sin dejarlo pesado. ¿Un último consejo? Enjuaga con agua fría —cinco segundos bastan— para lograr un acabado ultrabrillante en tu bob medio.

Una vez que has entendido los preceptos para lucir y mantener un bob medio, ¡es momento de buscar inspiración! Recorre nuestra galería, en la que hemos seleccionado los looks de celebridades que te harán correr al salón de belleza. No olvides seguirnos en Instagram (@allthingshairmex) para encontrar nuevas ideas en materia de tintes, cortes, peinados y cuidado capilar.

Siguiente