La bubble pony, una manera fresca para transformar tu cola de caballo

Juliana | 16 agosto 2018
×

Llegó para quedarse

La bubble pony es la renovada forma de llevar la típica cola de caballo. Amamos los estilos que pueden convertirse en una fresca opción para estar al día con los tiempos que corren y nuestra constante evolución.

La bubble pony es una variación del estilo clásico que se crea con varios elásticos pequeños y apretados para crear una nueva apariencia moderna. Es ideal para todo, desde tu vida profesional hasta tus fines de semana relajados. Mirá las opciones que tenemos para vos y probala.



Te presentamos la bubble pony



Crédito: REX by Shutterstock

Metalizada

Si bien la bubble pony normal se logra con pequeños elásticos, tenemos la idea de agregarle vueltas metálicas para taparlos y darle un toque especial.  Es ideal para eventos formales o fiestas ya que es un peinado inesperado y bonito pero elegante.

Dove Crema para Peinar Óleo Nutrición

Nuestro tip: Prepará tu cabello para cualquier peinado usando la Crema para Peinar Óleo Nutrición de Dove. No solo va a hacer que el peinado sea más fácil sino que va a ayudar a nutrirlo aún luego de la ducha.

Crédito: REX by Shutterstock

Con micro fleco

La tendencia del micro flequillo y la bubble pony se juntan para crear un peinado divertido y casual. Agregale color para que sea aún más llamativa y acordate de tirar de cada sección para inflarla a tu gusto.

Crédito: REX by Shutterstock

Bubble pony cosida

¿Qué pasa cuando la trenza cosida y la cola de caballo se unen? ¡Nace esta belleza! Es un poco más complicada de hacer que la normal pero vale la pena. Primero se hace una cola de caballo con la parte superior del pelo y se tapa con un mechón, luego se incorpora igual que una trenza y se ata de nuevo. Así hasta llegar al final y terminarla como la pony normal.

Crédito: REX by Shutterstock

Con batido

Esta bubble pony con batido es impecable para fiestas. Comenzá batiendo la corona con mucha Laca Fijación Extra Firme de TRESemmé y un peine finito, luego emprolijá para que quede alisado y hacé la cola en secciones. Andá incorporando el pelo en tres partes y tirá de los lados para inflarlos de forma gradual y que queden de distintos tamaños.

Crédito: REX by Shutterstock

Baja y simple

Si sos más del team minimalista y relajado, esta es la opción para vos. En lugar de tener tanto batido o distintas secciones como vimos en los modelos anteriores, hacete una cola de caballo baja y dividila nada más en dos secciones. Tenés el mismo efecto pero sin hacer mucho escándalo. Un consejo: aplicá unas gotas del Óleo Nutritivo de Dove en las puntas para hidratar y vas a ver la diferencia.