La croquiñón: el ancestro de la permanente

Angela | 19 junio 2018

Espirales como los de antes.

Resulta que su verdadero nombre es croquignole en francés, pero nosotros lo castellanizamos y lo adaptamos al lunfardo porteño. Si lo googleás es un irresistible postre, pero si le sumás la palabra curls, encontrarás… la permanente.

Escuchando atrevidamente una charla de un grupo de señoras que tomaban el té en un bar, comentaban sobre lo canchera que era la “croquiñón” en la melena.  Sin lugar a dudas, nos dimos a la tarea de investigar en qué consistió este look, que ya nos daba indicios de involucrar rizos y una melena larga.



La permanente de antes



La croquinón era un método para rizar el cabello muy popular en los años 70 en nuestro país. Entre más pequeños y cortos fueran los rizos, más personalidad tenía el look. Sin embargo, el método se remonta mucho más atrás: se tiene registro que en el siglo XIX ya se practicaba.

El peluquero alemán Karl Ludwig Nessler (1872-1951), que respondía al seudónimo Charles Nestle, es conocido como el “padre de la permanente moderna”. Él desarrolló  y patentó el primer climazón en 1909. Desde fines de siglo XIX estuvo probando el artefacto hasta que finalmente lo consiguió perfeccionar.

El método original para realizar la croquiñón consistía en colocar en capas los ruleros, desde las puntas hasta el cuero cabelludo. Luego, estos ruleros venían conectados al climazón de Charles Nestlé, hecho con cables y sopapos. La mejor imagen para imaginárselo sería una medusa atrapando el cabello con sus tentáculos.

Lógicamente, con los años, este método se modernizó. El climazón dejó de ser un bestiario marino para convertirse en un artefacto de avanzada, imprescindible en todo salón de belleza. No obstante, la colocación de los ruleros sigue siendo similar. Los ruleros que se utilizan son de pequeño grosor, pero se colocan bien apelmazados. El resultado son unos rulos definidos y marcados.

Sedal Shampoo Rizos Definidos

Nuestro tip: si querés unos rulos sanos, hidratados y con movimiento natural, te recomendamos adoptar el sistema de lavado compuesto por el Shampoo y Acondicionador Rizos Definidos de Sedal, que nutre en profundidad, reduce el frizz y mantiene el volumen.

Crédito: Indigitalimages.com

3 razones para animarte a una croquinón

Para las de melena lavada, sin volumen, una croquiñón permanente se convierte en la mejor aliada para conseguir ese estilo que nunca tuviste.

No vas a tener la necesidad de pensar en darle más styling a tu melena. Te va ahorrar tiempo y notarás que es un privilegio tener rulos.

Ya sea la croquiñón o la permanente convencional funcionan mejor en las que tienen pelo grueso. Si es tu caso, ¡adelante!

TRESemmé Crema para Peinar Rizos Perfectos

Probá: la Crema para Peinar Rizos Perfectos de TRESemmé, que va a mantenerlos hidratados y te va a ayudar a peinar tus rulos y modelarlos.