2 Remedios efectivos para las odiosas puntas abiertas

All Things Hair | 14 enero 2018

¿Puntas quebradizas? Un problema del pasado.

Las puntas abiertas son el dolor de cabeza de cualquier mujer tratando de dejar crecer su cabello. Se ven terribles, flechudas, puntiagudas y hacen que el pelo se vea reseco y descuidado. Afortunadamente, hay técnicas efectivas que te ayudan a prevenir y solucionar este problema. Sigue leyendo, porque aquí las vamos a compartir contigo. ¡Disfruta del pelo largo que siempre has querido!

Cómo evitar las puntas abiertas con una técnica que sí funciona

puntas abiertas
Detecta fácilmente las puntas dañadas mientras te cepillas.

1. Haz recortes regulares.

Sí, entre seis a ocho semanas, y sí, incluso si te estás dejando crecer el cabello. O, si eres realmente terca sobre tu largo, recorta mientras transitas de estaciones; piensa en ello como una limpieza de primavera para tu pelo. También es una excelente oportunidad para actualizar sutilmente tu look con las últimas tendencias en cortes. Solo tienes que cortar alrededor de seis pulgadas al año, dependiendo de tu textura y del estado de tu cabello. Dicho esto, el crecimiento depende del estado de salud de las hebras, especialmente si las has teñido o hecho tratamientos químicos. En cuanto a las puntas abiertas se trata, la prevención es la mejor cura.

puntas abiertas
Estas torzadas puden ser la solución a las puntas abiertas.

2. Aplica la técnica de puntas para cortarlas.

Muchos estilistas emplean esta técnica rápida y efectiva para cortar las puntas abiertas. El truco consiste en dividir el pelo en mechones retorcidos y apretados (como se ve en la foto) para detectar cuáles son las puntas afectadas. Es mejor dejárselo a un profesional, pero con el tiempo lo puedes hacer por ti misma. Así que presta atención a la técnica básica. Primero, lava el cabello con un sistema diseñado específicamente para reparar las puntas abiertas fortaleciendo su fibra capilar. Luego, divide el cabello húmedo en varias secciones de alrededor de 2 pulgadas de grosor, y ve tomando una por una. Trabajando en tu sección libre, gírala hasta que se haga la torzada para que puedas detectar las puntas abiertas. Repite el proceso con tus secciones restantes. Finalmente, te recomendamos aplicar un acondicionador profundo al menos una vez a la semana. Un buen acondicionador sin enjuague puede transformar hasta el 92 % de las puntas dañadas. Elige una formulación que te ayude a prevenir daños futuros.

¿Cuál de estas técnicas vas a implementar?

(Artículo original en All Things Hair US)