Estas son las tendencias de belleza que definirán a México en 2021

Te decimos cuáles son las cuatro corrientes que moldearán la manera en que las mexicanas nos veremos este año.

En un mundo globalizado, las tendencias suelen ser universales. Sin embargo, algunas adquieren mayor relevancia que otras en un país determinado o, incluso, son producto de su cultura y visión estética únicas.

Como cada año, la agencia de investigación de tendencias Trendo.mx ha publicado su reporte de tendencias de belleza con base en numerosos estudios de mercado y un profundo entendimiento del consumidor mexicano.

Según el documento, son cuatro los grandes pilares —que explica como tribus urbanas— los que moldearán la manera en que las mexicanas nos veremos en 2021. ¿Quieres saber cuáles son? ¡Sigue leyendo!

Siniestros

Modelo con corte shaggy en Alberta Ferretti FW 2020
El corte ‘shag’ es una de las tendencias más influyentes del año en México y el mundo. Alberta Ferretti FW 2020. Crédito: Indigital.

Si la estética es un reflejo del tiempo, esta es la época del clasicismo violento. El maquillaje se plantea vanguardista, sin dejar de ser funcional. Se trata de una reinterpretación del glam rock de la década de los 80, aterrizada a las necesidades del 2021. La piel es de apariencia ligera y los labios de tonos neutros con gloss. El punto central del look son los ojos, enmarcados en geometrías angulosas. Y tiene todo el sentido, considerando que el cubrebocas permanecerá como un elemento imprescindible del día a día.

Los cortes de cabello son elaborados, pero simples de estilizar, porque ya nadie tiene tiempo de pasar horas frente al espejo intentando lograr lo inalcanzable. El peinado es una lucha entre control y desenfreno que crece en volumen sobre la cabeza y parece escaparse en verdes ácidos y
blancos desteñidos. Dominan los tonos oscuros, del castaño al negro —el promedio en México—, pero con divertidos acentos de color que son fáciles de mantener.

Los cortes, andróginos en esencia, son asimétricos. Es el regreso del mullet, pero nunca demasiado largo, sino corto o medio, cómodo y dinámico. También vuelven los flecos, que ahora se hacen rectos o en ángulos: queman, punzan y rasgan.

Editor’s tip: Utiliza la cera Axe Urban para aportarle dinamismo a tu peinado y definir las puntas.

Climarianos

Modelo con sombrero de palma y dos trenzas en Dior SS 2020
Las trenzas de inspiración campirana son elementos esenciales de esta tendencia. Dior SS 2020. Crédito: Shutterstock.

En el prospecto de un mundo ecológico en crisis, quienes pertenecen a esta corriente no hablan de ecología, sino que la viven con conciencia. Estilos de vida simples, lentos y orgánicos, que se traducen en una nueva estética para las próximas décadas, la de los campos de trigo o lavanda, los materiales naturales y la moda minimalista y pragmática.

Su maquillaje se mueve entre lo terroso y lo neutro, con pieles como tocadas por el sol y resplandores anaranjados que rodean al ojo para hacerlo brillar. En materia capilar, las técnicas tradicionales se trasladan al presente: melenas sueltas con balayage rústico y recogidos de nido de pájaro rematados con un fleco suave y trenzas campiranas —casi bucólicas— sujetas sobre la cabeza para dejar respirar el cuello.

Editor’s tip: Usa la crema para peinar Sedal Rizos Definidos para potenciar tu textura natural y proteger a tu melena de la exposición a los rayos UV.

Índigo

Charlie Barker con cabello arcoíris
La melena multicromática de la influenciadora Charlie Barker es inspiración pura. Crédito: Hannah Young/Shutterstock.

Estos son los niños tocados por el gen del futuro, a quienes les fascina lo tecnológico desde el mundo digital. Son asiduos a los e-sports y las
máscaras virtuales (en las apps de redes sociales). Hablan de disfraces digitales que tienen como representación los pixeles de color y la necesidad de ser más de lo que somos a través de nuestros avatares. La ciencia ficción y la música electrónica influyen en su estética, ¡y adoran el rainbow hair!

Mamacitas

Jennifer Lopez con balayage y media cola alta
Esta tendencia se rige por los excesos. Jennifer Lopez es una de sus máximas exponentes en la cultura latina. Crédito: Marion Curtis/Starpix/Shutterstock.

“Más es más” y “lo quiero todo”. De Sinaloa a Nuevo León, el norte de México infunde al país de brillos estrafalarios del nuevo barroco regional mexicano. Se dicen —y les dicen— buchonas.

El ojo viene delineado, sombreado del sol intenso de Sonora y bordeados de pestañas larguísimas para que se noten; los pómulos, con el contouring más atrevido del siglo XXI; y los labios, barnizados de labial nude y gloss transparente, dejan huellas de besos peligrosos.

Esta vez, el balayage es más intenso. Las raíces oscuras se aclaran violentamente y las melenas se recogen en colas altas para crear aureolas doradas o bien, se separan a la mitad para enmarcar y disparar.

En esta tendencia, la mujer no viste “de marca”, se desviste y deja marca. Nadie es más sexy ¡y ella lo sabe!

Editor’s tip: Restaura tu melena de las coloraciones constantes con el tratamiento capilar Nexxus Humectress, una lujosa mezcla de caviar, elastina y otras proteínas cuya tecnología avanzada de acondicionamiento une la humedad dentro de las hebras y la concentra en las zonas secas para lograr un equilibrio completo.

Siguiente