Los 25 tonos de cabello para piel blanca más favorecedores, ya seas cálida o fría

No existe una gama de tonos de cabello para piel blanca que sea universalmente favorecedora: el subtono de la piel marca un gran diferencia entre un tono que se nos ve bien o no. Te damos todas las herramientas para acertar con tu elección.

Elegir el tinte adecuado requiere de cierta consideración. No existe una gama de tonos de cabello para piel blanca que sea universalmente favorecedora. El subtono de la piel marca un gran diferencia entre un tono que se nos ve bien o no, explica Roberta Hernández Garza (@robertahernandezg), presidente de la Asociación Internacional de Consultores de Imagen (AICI) en México y experta en el uso del color.

“Hablamos de pieles cálidas cuando el subtono es durazno o amarillo. Al broncearse, queda un tono más saturado o brillante. A las cálidas les favorecen más los tonos dorados o cobrizos en pelo. Por ejemplo, un rubio dorado, chocolate o un castaño cobrizo”, indica Roberta. “Las pieles frías, por otro lado, son más rosadas. Cuando toman el sol, es común que se quemen o que el acabado del bronceado no sea tan intenso. A las frías les funcionan muy bien los tonos cenizos”. Como bien dice, el objetivo es crear armonía y que el rostro sea el punto focal.

De acuerdo con la profesional en imagen, una manera sencilla de ver hacia dónde se inclina nuestro subtono es ubicarnos en un lugar con luz natural, sin maquillaje y probarnos joyería plateada (fría) o dorada (cálida). También podemos hacer la prueba con una prenda blanca (fría) en comparación con una beige (cálida) y ver cuál nos favorece.

Asimismo, es importante tomar en cuenta el mensaje que se desea comunicar. “El pelo oscuro es visto como una característica de formalidad, seguridad y confianza. Las cabelleras claras se asocian con la delicadeza, jovialidad y bondad. Y a los tonos rojizos los relacionamos con el dinamismo, la sensualidad y creatividad”, apunta Roberta.

Con esto en mente, recopilamos para ti una serie de ideas para plantearle a tu colorista y acertar con tu cambio de look. ¡Toma nota!

Por lo general, a las pieles claras les favorecen los tonos medios a claros, si el objetivo es generar armonía. En cambio, si se quiere provocar un contraste y realzar la blancura de la piel, es mejor apostar por los tonos oscuros. Asimismo, es necesario considerar el subtono de la tez; a las pieles cálidas les sientan bien los tintes cálidos, como el rubio dorado, mientras que a las frías les benefician los tintes fríos, como el rubio cenizo.

Hailey Bieber con cabello castaño ondulado y raya al lado
Las pieles cálidas, como la de Hailey Bieber, tienen un subtono durazno o amarillo. Les favorecen los tintes dorados y cobrizos. Crédito: Matt Baron/Shutterstock.

Elegir el color de cabello adecuado va más allá de simplemente decidir entre rubio, castaño o rojo: dentro de cada una de estas categorías hay una amplia gama de tonos cálidos y fríos. Encontrar el tono correcto es especialmente importante cuando se trata de lograr una apariencia que complemente la tez.

A las personas con un subtono de piel cálido les favorecen los colores de cabello cálidos, es decir, que emplean matices cálidos como dorado (.3), cobre (.4) y rojo (.6) para crear tonos vibrantes como el rubio miel, rubio ámbar, castaño dorado, castaño caramelo o cobrizo dorado. Los tonos cálidos son excelentes para agregar calidez y color a la tez.

Editor’s tip: Cada color es un mundo y requiere de cuidados distintos, pero, si llevas el cabello teñido, el primer paso es hacerte de un buen sistema de lavado que lo proteja. El shampoo y acondicionador TRESemmé Pro-Radiance Color están adicionados con aceite de marula y resveratrol, un potente antioxidante para hidratar, cuidar del color y restaurar el brillo del cabello teñido. Su tecnología ayuda a mantener un color vivo y duradero.

Lucy Boynton con corte bob rubio con volumen
Las pieles frías, como la de Lucy Boynton, tienen un subtono rosado o azul. Les favorecen los tintes cenizos, nacarados y platinados. Crédito: David Fisher/Shutterstock.

A las personas con un subtono de piel frío les favorecen los colores de cabello fríos, es decir, que emplean matices fríos como ceniza/azul (.1), iridiscente/violeta (.2) y tonos mate/verde (.7) para crear tonos intensos como el rubio platino, rubio beige, castaño cenizo, moca o borgoña. Los tonos fríos refrescan la tez, cancelando el enrojecimiento de la piel.

Como ves, puedes elegir prácticamente cualquier color de cabello, mientras te decidas por el matiz adecuado. A continuación, desglosamos los más buscados.

Color de cabello cobrizo para piel blanca

Jessica Chastain con cabello cobrizo largo con ondas
El cabello cobrizo, que está tan de moda, es todo un clásico para las pieles más claras. Crédito: CAROLINE BREHMAN/EPA-EFE/Shutterstock.

El cabello cobrizo es un rojo medio con matices anaranjados. Para las teces más pálidas y con ojos claros, se recomiendan las tonalidades más claras y vivas, las más próximas a los tonos anaranjados.

Si bien el cabello rojo generalmente se considera cálido por naturaleza, se puede neutralizar con tonos beige para crear un hermoso tono cobrizo frío. Sin embargo, para un rojo cálido, ¡no busques más allá del cobrizo dorado!

Cabello rojo oscuro

Gigi Hadid con cabello rojo oscuro y cola de caballo alta y larga
Por lo general, Gigi Hadid navega por el rubio cenizo. Sin embargo, un rojo oscuro con matices violáceos también es muy favorecedor, debido a su coloración fría. Crédito: Stephen Lovekin/Shutterstock.

Enérgico, sensual y potente, el cabello rojo oscuro no dejará que pases desapercibida. Es distinto del cobre y otros tonos de rojo porque se encuentra en el lado más profundo del espectro. Los matices pueden ser anaranjados o violáceos; los primeros favorecen a las pieles cálidas y los segundos, a las frías.

Rubio champiñón

Lily-Rose Depp con tinte rubio champiñón y cabello ondulado
A medio camino entre el gris y el rubio oscuro ceniza, el rubio champiñón es perfecto para suavizar las facciones. En la imagen, Lily-Rose Depp. Crédito: Shutterstock.

El rubio champiñón es un tono medio entre el gris y el rubio oscuro ceniza, que se consigue por medio de la mezcla de reflejos castaños en tono claro y rubio oscuro. Se llama así porque imita los colores de los hongos; es decir, se trata de llevar la raíz más oscura y las puntas más claras en un tono ceniza de lo más favorecedor.

Tinte chocolate

Mujer con cabello largo en capas y fleco color chocolate
Por sus matices rojos y dorados, el tinte chocolate favorece especialmente a las coloraciones cálidas. Philosophy di Lorenzo Serafini FW 2020. Crédito: Indigital.

El tinte chocolate se compone de una base castaña con pigmentos rojos y dorados, que le dan profundidad, riqueza y calidez a la melena. Es un color que beneficia especialmente a las personas cálidas, pero, si eres fría, puedes llevarlo con un matiz ciruela. En cualquiera de sus versiones, realzará tus ojos marrones.

Rubio platinado

Mujer con cabello rubio platinado y corte bob con fleco. Rokh FW 2020
El rubio platinado es un rubio extraclaro con reflejos ceniza. No debe confundirse con el rubio decolorado o el gris. Rokh FW 2020. Crédito: Shutterstock.

Se trata de un rubio extremadamente claro con reflejos en tonos ceniza, que tiende a tomar matices plateados, de ahí su nombre. Para el ojo no entrenado, puede parecer un rubio decolorado o un gris, pero no es lo mismo. El rubio platinado es ideal para las personas con una coloración fría y piel muy blanca.

Rubio cenizo

Mujer modelo con cabello rubio cenizo recogido en una coleta baja
El rubio cenizo es clásico y elegante. Valentino FW 2020. Crédito: Indigital.

El rubio cenizo es uno de los tonos más oscuros del rubio y se caracteriza por tener reflejos que tienden al gris. De hecho, está indicado para disimular la aparición de las primeras canas. ¡Y eso no es todo! Te sentará genial si tu tez es pálida y tienes los ojos claros, ya que está compuesto por pigmentos muy fríos.

Rubio champagne

Elsa Holsk con cabello rubio champagne y ondas Old Hollywood
El tinte ‘champagne’ de Elsa Hosk es un beige con matices dorados, lo que lo convierte en el neutro perfecto. Crédito: Evan Agostini/Invision/AP/Shutterstock.

Los rubios pueden ser fríos o cálidos. Sin embargo, el rubio champagne es una opción intermedia, un neutro, aunque suele recomendarse para las coloraciones cálidas. Algunas personas lo describen como un rubio beige con suaves matices dorados, similar al color del vino espumoso del que obtuvo su nombre.

Rubio miel

Mujer modelo con cabello rubio miel corto en Alberta Ferretti SS 2021
El rubio miel tiene matices dorados, por lo que resulta apto para una piel cálida. Alberta Ferretti SS 2021. Crédito: Indigtal.

Dentro de los tonos cálidos, encontramos el rubio miel, que consiste en una pigmentación rubia o castaña con matices dorados. Este efecto aporta mucha luz al rostro y le da vida al color base. Además, es perfecto si quieres hacer una transición sutil de un color oscuro a uno claro.

Rubio dorado

Blake Lively con cabello rubio dorado largo con ondas
La melena dorada de Blake Lively nos ha dado inspiración infinita. Crédito: Gregory Pace/Shutterstock.

El rubio dorado mezcla tonos como el miel, dorado, caramelo y mantequilla, por lo que resulta altamente personalizable. Se trata de un tinte cálido y profundo, que no es demasiado claro ni oscuro. Es uno de los favoritos para aplicar en forma de mechas o reflejos. Si tu piel es cálida y tiendes a broncearte, amarás este color.

Rubio fresa

Mujer con cabello rubio fresa y diadema de trenza en Christian Dior Haute Couture SS 2020
El rubio fresa es uno de los más originales Tonos de cabello para piel blanca y ojos verdes. Christian Dior Haute Couture SS 2020. Crédito: Indigital.

El rubio fresa es un tinte rubio que incorpora matices rojos o rosas. Incluso, puede combinarse con tonos dorados para darle mayor dimensión y contraste a la melena. Luce particularmente bien en quienes tienen la piel y los ojos muy claros, el cabello naturalmente rubio y una coloración cálida.

Cabello rose gold

Charlotte Lawrence con cabello rose gold y corte bob medio
Una coloración oro rosa, como la de Charlotte Lawrence, tiene destellos rosados muy sutiles que resaltan los tonos durazno y dorados de la piel. Crédito: Swan Gallet/WWD/Shutterstock.

A medio camino entre el dorado y el rosa, el cabello rose gold es una tendencia que nos encanta. Este rubio se caracteriza por tener destellos rosados muy sutiles que resaltan los tonos durazno y dorados de la piel.

El hecho de que sea un tinte personalizado permite obtener muchas variaciones, según sea la base. Para complementar tu tez y ojos claros, opta por un acabado casi platino, si eres fría, o cobrizo, si eres cálida.

Cabello color pastel

Lucy Boynton con cabello azul pastel empolvado y corona de flores
Incluso si apuestas por un color de fantasía, debes fijarte en si es cálido o frío para verte favorecida. Lucy Boynton, en la imagen, armoniza su complexión fría con un tinte azul pastel empolvado. Crédito: Stephen Lovekin/BEI/Shutterstock.

Teñirse el cabello en tonos pasteles es una tendencia que no muere. Los pasteles son una amplia familia de colores con un valor alto de luminosidad y una saturación de baja a media, por eso se asocian con la delicadeza, frescura, calma y suavidad. Te lucirán de maravilla si tienes la piel y los ojos muy claros.

Aunque los pasteles suelen considerarse tonos fríos —porque pensamos en el lila, rosa o azul—, en realidad pueden crearse agregando blanco a cualquier color básico en la rueda de colores.

Si eres cálida, puedes optar, por ejemplo, por un tono melón o durazno. Si eres fría, incluso puedes ir un paso adelante rebajando la intensidad de los colores, de manera que tengan un velo cenizo, como empolvado.

Puedes aplicar cualquiera de los colores que te proponemos aquí a modo de mechas, siguiendo la misma regla de elegir tintes cálidos o fríos según sea tu coloración. Sin embargo, a continuación te sugerimos algunos efectos como punto de partida:

Balayage para piel blanca

Sarah Jessica Parker con cabello balayage
En un ‘balayage’, el efecto de color es barrido. ¿Quieres llevarlo? Inspírate en Sarah Jessica Parker. Crédito: Shutterstock.

Las mechas balayage fueron creadas en Francia en los años 70. Su nombre significa “barrido” y se caracterizan porque el tinte se aplica con pincel y a mano alzada, unos centímetros por debajo de la raíz, aclarando los mechones de forma muy sutil hasta llegar a las puntas.

Favorecen a todos los colores de pelo porque se pueden mezclar diferentes tonalidades, integrándose muy bien. Por ejemplo, en las rubias se mezclan varios tonos más dorados y platinos para conseguir ese efecto barrido en la melena. En las castañas se aplican toques de rubio de medios a puntas, incidiendo en los mechones frontales. Por último, las mujeres con cabello negro amarán un balayage castaño.

Mechas bronde

Behati Prinsloo con mechas bronde y cabello recogido
Ya sea que quieras aclarar tu melena castaña u oscurecer una rubia, el ‘bronde’ es un excelente efecto de transición. Inspírate en Behati Prinsloo. Crédito: Matt Baron/Shutterstock.

El bronde no es rubio ni castaño, sino una mezcla de ambos. Los tonos que se consiguen con esta unión son caramelo, miel o arena, aunque según la base pueden ir variando en intensidades. Las transiciones entre los colores son tan delicadas que se fusionan a la perfección entre sí. Además, en una misma melena se pueden utilizar diferentes tonos para conseguir mayor dimensión y un sutil contraste muy enriquecedor y bonito.

Favorece a una melena rubia o castaña natural, pero también puede ser un cambio audaz para cualquier persona con el cabello más oscuro. Un buen efecto secundario es que el color parece aún más natural después de que las mechas comienzan a desvanecerse ligeramente.

Babylights

Jennifer Aniston con babylights o transparencias en el cabello
Unas ‘babylights’ son todo lo que necesitas para parecer más joven e, incluso, disimular las canas. Palabra de Jennifer Aniston. Crédito: Shutterstock.

Las transparencias en el cabello (en inglés, babylights), son reflejos sutiles, uno o dos tonos más claros que la base, que logran un efecto de aclarado natural, como el que se consigue tras varias sesiones bajo el sol.

Se trata de una técnica de bajo mantenimiento que consiste en distribuir el color de raíz a puntas, realizando mechas muy finas y sutiles por todo el cabello. Se aplica sobre todo en melenas rubias y castañas.

Cabello negro en piel blanca

Dua Lipa con cabello negro en piel blanca
Para imponer con tu imagen, apuesta por una melena azabache que contraste con tu tez blanca, tal como lo hace Dua Lipa. Crédito: Jordan Strauss/Invision/AP/Shutterstock.

El contraste entre la piel blanca y el pelo negro luce increíblemente bien, pero es apto solo para las más atrevidas, que quieran intensidad y dramatismo en su imagen. Si tu tez está en el espectro más claro y tu subtono es frío, apuesta por un tinte negro azabache para resaltar tus rasgos.

Tinte chocolate oscuro

Charlize Theron con tinte chocolate oscuro y corte bob
Charlize Theron salió de su zona de confort para experimentar con un castaño chocolate oscuro. Crédito: David Fisher/Shutterstock.

Se trata de un castaño muy oscuro, sin llegar a ser negro del todo. Lo hemos visto con mechas un par de tonos más claras y también en su versión uniforme, pero, en ambas, el brillo es el protagonista. Esos reflejos tan característicos que adquiere el chocolate negro cuando se funde son la parte más importante de este color de pelo. Es ideal si tu subtono es cálido y tu piel no es tan blanca, sino que tiende hacia los tonos medios.

Tinte negro azulado

Mujer con tinte negro azulado y corte bob con fleco corto
A las personas con características frías les favorece el negro azulado. Crédito: Shutterstock.

Si tu subtono es frío, experimenta con un tinte negro azulado. Como su nombre lo dice, se trata de una coloración negra con matices azules, que a veces se puede confundir con un azul marino o zafiro.

Amanda Seyfried con cabello rubio arena
El rubio arena de Amanda Seyfried se acerca más al beige que al dorado y contrasta ligeramente con su tez pálida. Crédito: Gregory Pace/Shutterstock.

Si tu piel es muy clara, opta por colores que contrasten ligeramente con ella, pero que aporten luminosidad y resalten un poco el rubor del rostro. Los rubios claros suelen ser un acierto, especialmente tonos como beige, arena o dorado. Ahora que, si quieres acentuar la palidez, apuesta por un contraste dramático con un tinte azabache.

Rubio mantequilla

Mujer con cabello rubio mantequilla en Alberta Ferretti SS 2021
Ideal para los rostros más pálidos, el rubio mantequilla de los 90 es tendencia. Alberta Ferretti SS 2021. Crédito: Indigital.

Las tendencias de belleza tienden a seguir lo que sucede en el mundo de la moda, por lo que, teniendo en cuenta la influencia de la estética noventera, tiene sentido que el pelo y el maquillaje reflejen el mismo periodo. El rubio mantequilla de los años 90 es un tono claro, cálido, luminoso y cremoso, con reflejos vainilla. Lo inmortalizaron Pamela Anderson, Gwen Stefani, Claudia Schiffer y Gwyneth Paltrow, mientras que, en la actualidad, ha sido traído de vuelta por Sydney Sweeney, la estrella de Euphoria.

Chocolate cherry

Sophie Turner con tinte chocolate cherry
Un castaño muy profundo con matices rojos y rosados crea un contraste marcado con la tez pálida. En la imagen, Sophie Turner. Crédito: Image Press Agency/NurPhoto/Shutterstock.

La gama de los rojos está arrasando últimamente, pero si estás buscando una propuesta sutil, el cabello chocolate cherry, en definitiva, es tu opción a intentar. Y es que se encuentra justo en medio del castaño profundo y el irresistible rojo cereza, creando una coloración discreta para quienes no están dispuestas a transformar su look por completo.

Este tono tiene matices cálidos, en los que los más claros son variaciones del rojo, incluyendo el rosa y el cobre, enfatizados por un marrón muy rico en la base.

Castaño dorado

Hailey Bieber con cabello castaño dorado
Deseado por muchas, el castaño de Hailey Bieber destaca por sus reflejos dorados. Crédito: David Fisher/Shutterstock.

Las predicciones de los estilistas apuntan hacia los castaños más ricos, cálidos y naturales. Celebridades como Hailey Bieber se han alejado del rubio en favor de tonos marrones dorados como este. Si bien podría parecer un café cualquiera, tiene un aspecto más brillante y sofisticado gracias a un juego de luces muy sutil.

Recuerda que el castaño dorado realza la calidez de la piel, por lo que, si lo necesitas, siempre puedes añadir más reflejos en este tono.

Billie Eilish con cabello negro y piel blanca
La palidez de Billie Eilish se ve acentuada cuando lleva el pelo negro. Crédito: Stephen Lovekin/Shutterstock.

Si buscas resaltar la palidez de tu piel, la coloración influye en gran medida, especialmente si te decantas por coloraciones extremas. Si optas por un tinte uniforme castaño oscuro o incluso negro, conseguirás el efecto de un rostro aún más blanco.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Decoration image
Decoration image

Lo más actual