4 Secretos del cabello teñido muy pocas conocen

All Things Hair | 01 febrero 2017

El drama tu cabello (no) necesita.

Ya sea blaqueado rubio, cobre ardiente o dorado cálido, no se puede negar que el cabello teñido tiene poderes de transformación. Si estás buscando canalizar una tendencia de color, mejorar tu tono natural o lograr una actualización dramática, teñir tus mechones no es una decisión que se debe tomar a la ligera. Sigue leyendo para que aprendas todo sobre el color.

Cabello teñido: todo lo que necesitas saber

cabello teñido
Queremos que te vuelvas una experta en color.

1. Ve al salón.

Si es la primera vez que te vas a teñir el cabello, te recomendamos que lo hagas con un profesional. Sí, puede costar más dinero, pero terminarás con el color que quieres. Aunque tu mejor amiga se considere una experta en color, en realidad no lo es. Un colorista profesional sabe qué método de aplicación debe implementar en tu cabello, cuánto color y la duración del tinte. El resultado de un tinte casero nunca será igual a uno de salón.

2. Entiende el vocabulario.

Demi, ¿qué? Semi ¿qué? Antes de zambullirte, estos son solo algunos de los términos con los que debes estár familiarizada. La tintura temporal generalmente se desvanece a la segunda lavada. Se aplica después del champú y se deja como si fuera un tratamiento. Los tintes semi y demi permanentes tienen fórmulas más fuertes y duran más tiempo. Ambas tiñen el cabello, pero el color no penetra el eje del mismo.

El color se va saliendo con cada lavada o aproximadamente en tres semanas. Si deseas probar un tono sin tanto compromiso, este tipo de tinte es para ti ya que no contiene amoníaco ni peróxido. A diferencia de las tinturas mencionadas anteriormente, las permanentes son más duraderas. Esto se debe a que utilizan como base hidrógeno y amoníaco para penetrar la cutícula y la corteza del cabello. Absorben el pigmento natural del cabello y lo reemplazan con un color nuevo.

3. Conviértete en una experta de color.

Para elegir tu color de pelo utiliza el tono de tu piel, el color de ojos y el color natural del pelo como pauta. Recuerda, lo que funciona en otros puede no funcionar tan bien en ti, así que sé realista con tu elección. Un buen tono debe ser uno que complemente tu tez, en lugar de apacarla. Una manera rápida y fácil de determinar qué color te convienen es probar el truco de la muñeca y de la vena. Sostén una muñeca directamente sobre la luz, si los vasos sanguíneos lucen un color verdoso, entonces tu piel es de tono cálido; si parecen azulados, tu tono es frío. Tranquila, tu colorista te dirá cuál es el mejor tono para tu tipo de piel.

4. Asume la responsabilidad.

El cabello teñido es hermoso, pero no es secreto que el proceso intensivo daña la integridad del cabello. No te sorprendas si tu pelo se siente reseco, grueso y frágil. Esto es cierto especialmente si tu pelo pasó por un proceso de blanqueamiento ya que el químico altera la textura natural. Si deseas aclarar tu melena sin tener que someterla a este proceso drástico, considera la posibilidad de hacerte rayitos o reflejos.

Aunque el daño es inevitable, invertir en los productos adecuados es importante para mantener el color vibrante y tu cabello saludable. Un sistema como Suave Moroccan Infusion Color Care Shampoo y Suave Moroccan Infusion Color Care Conditioner te ayudan con este propósito. También aplica una mascarilla nutritiva como Dove Nutritive Solutions Intensive Repair Deep Treatment Mask al menos dos veces a la semana.

¿Sabías de estos problemas del cabello teñido?

(Artículo original en All Things Hair US)