La reivindicación de los peinados con coronas de Dolce & Gabbana SS18

Angela | 18 enero 2018
×

Reina por un día.

En su colección Primavera – Verano 2018, Dolce & Gabbana las impuso. Y no solo las coronas tradicionales, la marca propuso unas inspiradas en cuentos fantasiosos que hicieron volar nuestra imaginación. Quizás no se bajen de la pasarela, pero quisimos dedicarle un momento para admirar estas verdaderas obras de arte: los peinados con coronas. Porque, ¿a quién no le fascinan esos estilos que encima dan un status nobiliario a la melena?

El tip: Un peinado de este tipo, merece un pelo con brillo propio. Por eso, te recomendamos aplicar sobre la palma de la mano unas gotitas del Óleo Elixir Oil Radiante de TRESemmé, 3 o 4 son suficientes. Luego, masajear por toda la extensión del pelo, evitando las puntas. Vas a ver cómo la combinación de los aceites de Macadamia y Babasú hacen su magia revelando el brillo del pelo, controlando el frizz y restaurando la suavidad del pelo.

TRESemmé Óleo Elixir Oil Radiante

Lujo oriental

El pelo suelto, con la raya de costado, pasa de ser un peinado simple a uno elegante gracias a la corona. Acá la regla de “menos es más” queda fuera de lugar. Más es, definitivamente, más. Esta corona no escatima en pedrería ni en detalles. Muy al estilo Dolce & Gabbana, se remata con aros y collar igualmente fastuosos. ¿Te animarías a una combinación así?

Crédito: Indigital

Estilo victoriano

Este estilo de corona nos remonta directamente a la era victoriana, época en la que la joyería vivió un gran florecimiento. Las piezas con zafiros y diamantes son muy características de ese período. En la pasarela de Dolce & Gabbana, se replicó este estilo en un peinado con corona que pone el foco en el flequillo largo, con mucho movimiento. Detrás, un semirrecogido.

Crédito: Indigital

Reina de corazones

Y acá pasamos al terreno de los cuentos fantásticos. ¿Alicia? ¿Les suena? Aquel personaje de la Reina de Corazones hubiese adorado una corona así. Los naipes se combinaron con pequeñas piedras y así se llevan en alto en un peinado clásico: pelo suelto, superlacio y raya al medio. Así, sin más. Es que semejante look solo soporta un estilo simple. Hay que saber reconocer cuando el protagonismo está puesto en otro lado, ¿no?

Crédito: Indigital

Bajo el mar

Y de Alicia pasamos a Ariel. Esa melena pelirroja hubiese quedado de maravillas con un ornamento de este tipo, totalmente inspirado en la flora y fauna marinas. Además, la elección de la modelo no fue casual. El color de pelo de su melena es similar al de la corona, que resalta por los tonos dorados. Y deja entrever las raíces negras… Acá viene otro consejo de madre: si tenés el pelo teñido, recordá darle cuidados extras para evitar que se seque. Una buena opción son las cremas de tratamiento. Una especialmente ideada para el cabello dañado es la Crema de Tratamiento Recuperación Extrema de Dove, que repara y protege las fibras, dejando el pelo suave y sedoso.

Crédito: Indigital

Imperial

¿Quién dijo que las melenas con rulos no admiten peinados con coronas? Pues, ¡sí, señor! Y esta es la prueba. En este caso, una pieza metalizada bien maciza con detalle de piedras, similar a las del Sacro Imperio Romano, que no solo denotaba poder político sino religioso. Para lucirla en la pasarela, el estilista de este desfile optó por tomar una porción de pelo del centro de la cabeza y peinarlo hacia atrás. El resto de la melena, libre y con volumen. Si querés llevar tus rulos de la misma forma, te aconsejamos usar la Crema para Peinar Rizos Perfectos de TRESemmé, que los mantiene definidos e hidratados.

Crédito: Indigital

¿Con cuál de todas las opciones de peinados con corona te quedás? ¿Te animás a ser una reina por un día?