La Tribu Sedal y su refugio en el Lolla 2018

Angela | 21 marzo 2018
Grupo de amigas delante del stand Tribu Sedal

Todas lookeadas en el Lolla 2018.

El Lolla 2018 ya pasó pero nos dejó un sinfín de experiencias. Pese a que el clima impidió que se llevara a cabo el Día 3, durante dos días vibramos con la música y, sobre todo, nos divertimos mirando looks. La Tribu Sedal tuvo su propio refugio, convertido en salón de belleza pop-up, donde cientos de chicas desfilaron para lookearse y maquillarse.  

Cuando recién abrió sus puertas a la mañana, los grupos de amigas se acercaban tímidamente pero ninguna se animaba a sentarse para hacerse un look. Sin embargo, en cuestión de horas, las que debutaron en el salón de la Tribu Sedal se encargaron de presumir sus peinados por todo el predio, lo que sirvió de gancho para que el refugio ¡explotara!

Momentos antes de la apertura oficial del salón pop-up.

Además de dejarse mimar, elegir el peinado y ser maquilladas por un equipo de profesionales estilistas y makeup artists, las chicas en Lolla 2018 podían encontrar un verdadero refugio. Había lockers para cargar los celulares (¡clave!), wi-fi (¡más clave aún!) y livings totalmente equipados para que pudiesen descansar del sol y, sobre todo, pasar un rato en modo chill out.

¿Cuáles fueron los peinados más solicitados por las chicas en Lolla 2018? Trenzas boxeadoras, cornrows, ondas al agua, rodetes y hasta wet looks. Eso sí, todas, sin excepción, se cayeron rendidas ante el maquillaje para el pelo, el glitter y los detalles de strass en la cara.

Mientras se lookeaban, pudieron descubrir toda la línea de acondicionadores de Sedal, que protegen al pelo como un escudo diario contra 7 factores de daño: sol, calor, coloración, humedad, transpiración, planchita y polución. Desde el Acondicionador Crecimiento Saludable de Sedal hasta el Acondicionador Crema Balance de Sedal, pasando por el Acondicionador Ceramidas de Sedal, todos estaban a disposición para que las chicas los experimenten.

No era uno, ni dos, eran más de 10 profesionales de belleza que lookeaban a las chicas simultáneamente, con tanta destreza que en 10 minutos en promedio, hacían el peinado deseado y dibujaban una sonrisa entre las asistentes.

 

Leer más