El diario de nuestra redactora en la semana de la moda de Nueva York

Juliana | 15 febrero 2018

Un insight en la semana más importante de la moda.

Terminó la semana de la moda de Nueva York. Este calendario siempre me deja agotada pero feliz. Durante siete días trasladándome de un punto de la ciudad al otro pude ver desfiles, presentaciones de marcas tanto de moda como de belleza, estar detrás de escena en el backstage y llenarme de inspiración con los hombres y mujeres que asisten a cada show. 

Escribo esto sentada en un café a la vuelta de mi hotel y honestamente aún hay mucho que procesar. Como acá es invierno, el pelo se reseca más de lo normal, estuve usando el Óleo Elixir Oil Radiante de TRESemmé en las puntas para cuidarlo y recomponerlo por tanta planchita y secador que usé. 

TRESemmé Óleo Elixir Oil Radiante

Llegué dos días antes para poder hacer algunas compras y pasear un poco antes de que comience la locura. La ciudad me recibió con la última nevada de la temporada y varios grados bajo cero, pero cuando estás en un lugar tan hermoso como este hasta la nieve se transforma en magia. La verdad es que la semana de la moda de Nueva York es mucho más que sentarse a ver vestidos hermosos, es todo un acontecimiento mundial que reúne en un mismo lugar a las personas más importantes de la industria, hay muchísimo trabajo antes, durante y después que muchas veces no se llega a ver. Todo pasa tan rápido que cuando te querés acordar, estás en el último show de la temporada.

Crédito: instagram @intravenous_sugar

Este año cambiaron la locación, empezó siendo en el Lincoln Center para pasarlo al Skylight y, finalmente, a Spring Studios en Varick Street junto a otras locaciones distribuidas en la ciudad. El edificio cuenta con varios pisos y diferentes galerías preparadas  para desfiles, un lobby para descansar y tomar café y un salón de TRESemmé en el que te peinan (con cita previa) un equipo de expertos conocedores de las últimas tendencias de pelo y belleza.  Me hicieron unas ondas y unas torzadas en la parte de arriba, y dejaron el resto del pelo suelto. Usaron la Laca Fijación Extra Firme de TRESemmé para mantener el peinado durante el día y luego mi estilista me recomendó usar la Crema de Tratamiento Keratin Smooth de TRESemmé para quitar residuos de producto y que el cabello quede suave y reparado.

Mi itinerario durante la semana fue bastante variado y me alegra porque permite disfrutar de todos los aspectos de la semana de la moda de Nueva York más allá de los shows. El primer día fue tranquilo, con un solo show, algunos eventos y una fiesta a la noche.  El segundo fue bastante movido, de mi primer desfile en la sede principal me tuve que ir hasta Pier 16, en la punta sur de la ciudad al lado del río. Las antiguas bodegas del puerto se remodelaron y ahora se usan para varias cosas, entre ellas los desfiles del fashion week. Estuve en el backstage de Cushniet Et Ochs para ver el styling a cargo de la célebre Justine Marjan, estilista exclusiva de TRESemmé y sensación de Instagram, y verla trabajar. El pelo para ese show fue bastante simple, ya que la esencia de la marca es muy minimalista.

Crédito: instagram @intravenous_sugar

Mi show favorito fue, sin dudas, el de Naeem Khan, un diseñador que nunca pierde la oportunidad de mostrar brillos y opulencia en sus pasarelas. Cada traje despertaba suspiros entre todos los presentes. La ambientación, la música, el maquillaje, el pelo y cómo se movían las telas… todo era perfecto. Comprobamos que es posible que la ropa te de mariposas en la panza.

Esta fue mi segunda edición cubriendo la semana de la moda en Nueva York y solo puedo reafirmar lo mucho que me gusta hacerlo. Me voy con la cabeza llena de ideas, inspirada, motivada y el corazón contento. Dicen que si uno ama lo que hace deja de ser un trabajo y me di cuenta de que tienen razón cuando todo esto terminó ayer y yo solo pienso en que sea septiembre para empezar de nuevo.