El corte taza, el estilo sin género que fue un hit en los 90, vuelve al ruedo

Sí, el mismo que marcó muchas infancias.

Corte taza, tazón, hongo, casquete… distintos nombres para referirse al mismo estilo de longitud uniforme, con aspecto redondeado, en el que la coronilla funciona como epicentro. Fue furor en los años 90 y hoy se reivindica, aunque con aires más vanguardistas, probablemente por ser, en esencia, un corte gender fluid.

¿Qué es el corte taza?

El corte taza, también llamado tazón u hongo, es un corte casero que se consigue colocando un bol o cuenco sobre la cabeza para usarlo como guía de corte. Sencillamente se recorta a la altura de los bordes de este utensilio. De este modo, se consigue longitud uniforme alrededor de toda la cabeza. Solo se recortan las patillas y el pelo de la parte de atrás.

Se trata de un corte fácil de estilizar, que requiere poco mantenimiento (solo un recorte de puntas regular para mantener su largo).

Un poco de historia sobre el corte taza

En sus comienzos, fue un corte de hombres religiosos y militares. Sin embargo, siempre estuvo asociado a una cuestión de clases, puesto que lo llevaban quienes no podían permitirse acudir a una peluquería por un corte. Más tarde, bandas populares como The Beatles le dieron su bendición y, con esta, su uso se extendió. Logró reivindicarse como un corte que no distingue de géneros. Fue, de hecho, uno de los peinados de los 90 que marcó varias infancias. Hoy vuelve a cobrar fuerza, aunque con variantes más vanguardistas.

mujer asiática con corte taza rubio sobre pelo rapado negro
Blanco/negro. Crédito: Justin Essah

Corte taza bicolor

El corte taza juega con dos extensiones bien marcadas: la de la nuca y la del resto del pelo. Este contraste permite también aventurarse con el color. En este caso, un rubio claro sobre la nuca negra. En cuanto al largo, este flequillo sobrepasa las cejas y continúa en línea recta justo por encima de las orejas.

Probá: la Crema para Peinar Ácido Hialurónico + Vitamina A de Sedal, el tercer paso ideal luego del lavado para sellar la hidratación y controlar el frizz.

mujer con corte taza sobre rapado y pelo color violeta
Bien corto. Crédito: Cottonbro

Corte taza sobre rapado

Esta versión del corte taza es, quizás, la más extrema. No solo porque lleva toda la parte de abajo rapada, lo que hace que el pelo se despegue visualmente y de la sensación de estar flotando, sino por su extensión. Unos dos dedos separan el flequillo de las cejas. Tema aparte el color violeta.

mujer con corte taza com flequillo corto
Con movimiento. Crédito: Indigitalimages.com

Corte taza bien corto

Este es un buen ejemplo para demostrar que el corte taza no se luce solo en pelo lacio, sino también en otras texturas. De ahí que el flequillo no parezca cortado en línea recta.

mujer con corte taza sobre pelo negro abundante
Cual casco. Crédito: Shutterstock

Corte taza para pelo grueso

Para las que gozan de una melena abundante y con mucho volumen, este corte es una gran opción mientras se mantenga la nuca un poco más corta y el resto bien simétrico. La gran ventaja es que es muy fácil de estilizar.

mujer con corte taza desmechado con reflejos, corte taza mujer
Más ligero. Crédito: Shutterstock

Corte taza desmechado

Ciertas técnicas de corte pueden restarle peso visual a este estilo, si es que resulta muy duro o pesado para tus facciones. Las iluminaciones vienen a reforzar esta idea, al mismo tiempo que aportan calidez al look.

mujer asiática de pelo negro lacio con corte taza
Con caída. Crédito: Indigitalimages.com

Corte taza largo

Esta versión en pelo fino sobrepasa las orejas y roza los ojos. Es, quizás, la versión más larga del corte taza que se pueda conseguir. Además, se entresacaron las puntas para dar mayor sensación de liviandad. Recordemos que se trata de un corte que no distingue género ni edad.

mujer con corte taza largo con pelo rubio platinado lacio
Clarísimo. Crédito: Shutterstock

Corte taza entero

A diferencia del estilo anterior, este se lleva entero. El rubio platinado con las raíces oscuras le da una impronta más personal, al mismo tiempo que da profundidad y dimensión al look.

Nuestro tip: Si pasaste por un proceso de decoloración, te recomendamos lavar tu pelo con un sistema diseñado para pelo dañado. Una buena opción es el del Shampoo y Acondicionador Regeneración Extrema de Dove, con ingredientes activos regeneradores, que ayudan a reparar la fibra al mismo tiempo que la nutren en profundidad.

mujer con corte taza sobre pelo con rulos
Rulos on top. Crédito: Shutterstock

Corte taza con rulos

Para esta textura en particular, la clave está en pedir un corte de pelo en seco. De esta forma, el estilista va a poder visualizar dónde cae cada rizo y dar la forma propia de este estilo.

mujer con corte taza asimétrico sobre pelo negro lacio
Vanguardista. Crédito: Shutterstock

Corte taza asimétrico

Esta interpretación del corte taza rompe la línea recta para caer en picos a la altura de las patillas. Al frente, un mini flequillo irregular. Forman así un marco interesante para la cara.

mujer con corte taza inclinado y pelo negro
Algo más largo. Crédito: Shutterstock

Corte taza retro

Esta versión está a mitad de camino entre el corte taza y el pageboy, un corte inspirado en los pajes de la Edad Media. Este se caracteriza por cubrir las orejas y las puntas hacia adentro. Vendría a ser un corte taza inclinado.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Test de Pelo