15 ideas para que tu cola de caballo para fiestas sea de todo menos aburrida

Peinados para toda la noche.

Siempre estamos en la búsqueda de estilos para lucir en eventos formales nocturno. Descubrimos que  peinados de cola de caballo para fiesta son una alternativa ideal.

Sin importar la longitud de tu melena (siempre podés recurrir a las extensiones), la idea consiste en darle un twist a la clásica cola de caballo y convertirla en una verdadera joya capilar.

Vista de perfil de melena castaña bien lacia, peinada con pony tail y dos trencitas en la parte superior de la cabeza
Marco perfecto. Crédito: Indigitalimages.com

Trenzas

La cola de caballo tradicional admite un sinfín de giros y fórmulas distintas para llevarla. En esta primera idea, se incorporan las trenzas. En el medio, es una trenza unicornio y, a modo de vincha que marca el contorno, se realiza una trenza finita.

cola de caballo para fiestas
Versión tubo decorada. Crédito: Shutterstock

Con perlas

Este look tiene un parecido con la pipe braid, por el efecto envolvente que se genera para darle un aire distinto a la cola de caballo baja. Por si fuera poco, se decoró toda su extensión con perlas. ¡Nos fascina!

cola de caballo para fiestas
Un cinta y listo. Crédito: Shutterstock

Con moño

Los moños para el pelo son accesorios muy clásicos que funcionan en muchos niveles. En el caso de las colas de caballo para fiestas, agregarle un moño es una manera muy simple de darle un toque romántico y sutil.

cola de caballo mohawk
Una bien innovadora. Crédito: Shutterstock

Mohawk

Crea una especie de cresta con una cola de caballo para fiesta bien elegante. El secreto está en peinar bien pegado y hacia atrás el pelo de los lados, y recogerlo detrás con horquillas. El mechón de arriba se bate bien, se lleva hacia atrás y se sujeta como una cola de caballo. ¡Un 10!

cola de caballo frisada
Un 10 en textura. Crédito: Shutterstock

Frisada

¿Querés que tu cola de caballo para fiesta tenga volumen? ¡Tenemos la idea justa! Llevá el pelo frisado solo en la cola. La parte de arriba peinala bien tirante hacia atrás. Se genera así un contraste interesante y un mix de texturas único.

cola de caballo retro
Para melancólicas. Crédito: Shutterstock

Años 60

Raya al costado, mechones de adelante pegados a la cabeza, un batido en la coronilla y listo. Así se construye una cola de caballo para fiesta con un guiño a los años sesenta. Fácil de hacer y memorable.

cola de caballo baja con ondas
Como olas. Crédito: Shutterstock

Baja con ondas

Una opción de cola de caballo para fiesta menos arriesgada. Hablamos de una cola de caballo baja, con el elástico oculto con un mechón y unas ondas abiertas en su extensión. Sencillo, lindo y efectivo.

cola de caballo retro
Vibras retro. Crédito: Shutterstock

Puntas

Ya vimos una cola de caballo para fiesta con moño de terciopelo. Pero esta combinación presenta algunas variantes. Por ejemplo, esta, con las puntas peinadas hacia arriba. Es un detalle sutil que genera un estilo diferente.

cola de caballo largo de costado
Cambio de eje. Crédito: Indigitalimages.com

De lado

Otra opción para reversionar las colas de caballos para fiestas es cambiando la raya de lugar. En este caso, se trazó bien de lado. La cola se dispuso del lado contrario. Lo más llamativo de este look es el lacio perfecto en esa super extensión.

cola de caballo baja
Enrollada. Crédito: Indigitalimages.com

Envuelta

La texturas le dan un aire distinto a cualquier peinado. En este caso, se usó gel para fijar. Luego, se peinó para lograr esa textura acanalada. El detalle distintivo: la cinta de cuero metalizada que envuelve la cola formando una cola de caballo tubo. Da un efecto avant-garde muy interesante.

Vista de atrás de mujer rubia con cabello atado y cubierto por una especie de gorro de encaje negro
Drama queen. Crédito: Indigitalimages.com

Velo

Los accesorios son grandes aliados de los peinados de cola de caballo para fiesta. Un velo que cubre hasta la mitad del rostro crea un aire de misterio y le aporta sofisticación al look. La cola se arma tirante y baja, y el resto del pelo va al natural. Es una idea muy simple de hacer.

Vista de atrás de melena larga, castaña peinada con una coleta atada con un lazo de terciopelo negro
Relajada. Crédito: Indigitalimages.com

Lazos

¿Por qué nos gustan tanto los accesorios en el pelo? Somos fans de estos. Nuestra pasión por ellos se apoya en que son los mejores recursos que hay para levantar cualquier peinado, embellecerlo y darle un aspecto más atractivo. Esta es la mejor demostración: una cola de caballo baja se le sujeta un lazo y cambia 180º su aire.

Nuestro tip: Una melena con extra brillo y para que se vea genial durante la fiesta, es posible conseguirla con ayuda de unas gotas del Óleo Elixir Oil Radiante de TRESemmé.

Mujer de cabellera rubia, larga, con ondas bien marcadas que van de la raiz a la punta
De otra época. Crédito: Indigitalimages.com

Finger waves

Se llama así a este tipo de peinado flapper, característico de los años 20, en el que se marcan las ondas, sobre todo en la zona de la frente. Las finger waves se hacen con ayuda del Gel de Fijación Extra Firme de TRESemmé y concluyen en una cola de caballo baja. Entre los peinados de cola de caballo para fiesta, esta es una gran propuesta.

Nuestro tip: El gel te ayuda a modelar tu cola de caballo para fiesta, especialmente para armar las finger waves. Funciona bien tanto en el cabello húmedo como en el seco.

Vista de atrás de mujer peinada con coleta y tres pequeñas trenzas que desmebocan en ella
Crédito: Indigitalimages.com

Trencitas

Como anteúltima idea de peinados de cola de caballo para fiesta proponemos una segunda alternativa con micro trenzas. Tanto del costado izquierdo como del derecho, salen dos trencitas que se unen atrás en la cola de caballo baja.

Probá: la Crema para Peinar Bomba Argán de Sedal, apta para todo tipo de pelo, que te ayuda a darle más suavidad, fuerza y brillo a tu melena.

cola de caballo para fiestas
Atemporal. Crédito: Shutterstock

Clásica

Como siempre se puede quedar bien con lo básico, la cola de caballo para fiestas simple cuenta con algunos elementos que no pueden perderse: un bucle sutil en la punta que se logra haciendo bucles hacia el mismo lado para que, cuando se peinen, queden así.

Siguiente