Este chongo despeinado es todo lo que necesitas para llevar un ‘look’ casual con estilo

Reinventa el clásico chongo despeinado, dándole un giro latino. ¡Te enseñamos cómo hacerlo con este tutorial!
chongo-despeinado-1-782x439.jpg
Tiempo
Habilidad
Tipos de cabello

Ahora que la tendencia apunta hacia una estética desenfadada, el chongo despeinado se postula como el peinado que, indudablemente, llevará la batuta entre las adeptas a la comodidad.

Su cuidada imperfección y absoluta practicidad, hacen de este estilismo una opción acertada en todo momento. Si todavía no lo has adoptado como tu peinado predilecto —o sí, pero te urge reinventarlo— te invitamos a darle play a este videotutorial.

Prepara tu cabello

Antes de empezar a hacer tu peinado despeinado, texturiza tu melena aplicando una capa de spray TRESemmé Fijación Extrafirme. Su formulación, que conjunta ingredientes fijadores y acondicionadores, creará la base adecuada para mantener tu cabello firme pero flexible.

Aporta dimensión

La clave para que tu chongo despeinado luzca mucho más interesante, es añadir volumen. Carda algunos mechones a la altura de la coronilla para obtener un crepé delicado.

Editor’s tip: Para crear suficiente volumen, te recomendamos utilizar un peine de dientes delgados.

Estiliza

Esta es la parte más divertida. Estructura tu peinado, llevando el pelo hacia atrás —cuidando que no se deshaga el cardado— para crear una cola de caballo suelta y sujétala con una liga. Después, enrolla el cabello alrededor del elástico sin apretar demasiado y forma un chongo suelto. Finalmente, asegúralo con pasadores.

Editor’s tip: Olvídate de los acabados prolijos. Aquí, la naturalidad es lo que importa.

Fija tu peinado

Para finalizar, rocía una ligera capa final de spray para que tu chongo despeinado permanezca en su lugar el día entero.

Siguiente