Cera para peinar: el secreto para una melena firme y con textura

Si creías que el punto perfecto entre fijación y flexibilidad para tu cabello no existe, es porque todavía no has puesto a prueba los beneficios de la cera para peinar.

La cera para peinar se ha convertido, con el paso del tiempo, en un indispensable dentro de cualquier arsenal de grooming que se respete. Fue en los años 20 cuando empezó a cobrar popularidad entre los hombres que buscaban una nueva forma de moldear su cabello y brindarle lustrosidad. Desde entonces, ha conseguido posicionarse como un favorito de los caballeros mejor peinados.

Mientras que el gel consigue apelmazar y fijar de una manera más brusca, con la cera para peinar el efecto es mucho más natural y casual. Además, permite moldear el cabello con gran flexibilidad y aportar una textura difícil de conseguir con otro producto.

Sin importar si tu estilo es pulido o desenfadado, la cera para peinar es la opción ganadora, ideal para conseguir el acabado de tu preferencia. ¿Aún no la pruebas? Aquí te mostramos su manual de uso y una breve guía de compras.

Existen numerosas opciones en el mercado. No obstante, la óptima es aquella que logre el efecto que deseas. ¿Es opaco o brillante?, ¿rígido o suave? Prestar atención a estos detalles, te asegurará hacer la elección adecuada y sacarle el máximo provecho. A continuación, nuestras recomendaciones.

La cera para peinar eGo Matte for men consigue una apariencia firme, sin brillo y de larga duración. En cambio, la cera eGo Wet for men logra un acabado húmedo y lustroso.

La cera Axe Adrenaline provee una fijación extrema hasta por 48 horas con un efecto brillante, ideal para las melenas rebeldes; además, su aroma revitalizante te mantendrá activo durante toda la jornada. Y, por último, la cera para peinar Axe Urban, perfecta para obtener un look despreocupado.

¿No estás preparado para abandonar el gel? Consigue lo mejor de ambos mundos con productos híbridos que texturizan y fijan a conciencia, como la cera gel Axe Urban.

Desde luego, un acabado profesional no solo depende de elegir los mejores productos, sino también de la pericia que tengas para aplicarlos.

¿Húmedo o seco?

Es recomendable trabajar la cera para peinar sobre una melena seca, de lo contrario perderá movimiento y volumen.

La cantidad idónea

Todo depende del tipo y la longitud de tu cabellera, pero tampoco hay que abusar. Si tienes el cabello corto, lacio o fino, inicia con la cantidad equivalente al tamaño de una almendra. Por el contrario, si tu pelo es largo, rizado o abundante, la medida será el tamaño de una nuez pequeña.

La técnica correcta

Frota la cera para peinar entre tus manos durante pocos segundos, con el fin de calentarla: la hará más resistente y actuará dejando resultados fijadores en menos tiempo. Después, espárcela de raíces a puntas. Asegúrate de cubrir perfectamente la parte posterior y los laterales, para garantizar una aplicación uniforme.

El toque final

Emplea tus dedos para aportar una textura natural con la cera para peinar o bien, un peine para conseguir un acabado más sofisticado.

 

Siguiente