‘Flamboyage’: todo sobre la técnica que iluminará tu melena

El 'flamboyage' es una técnica de teñido que combina el 'balayage' y el 'ombré', dando a tu melena un baño de luz de apariencia totalmente natural.

En All Things Hair siempre estamos buscando las últimas tendencias en cuanto a técnicas de color. Hace un tiempo, nos encontramos con el flamboyage, una fusión que toma elementos del ombré y el balayage, para darle al cabello ese efecto sun kissed que tantas deseamos.

Hagamos un breve repaso de las técnicas que dieron origen al flamboyage, para que puedas entender mejor cuál es la diferencia entre cada uno de los estilos.

Recordemos que la técnica de ombré consiste en un degradado de color que, puede ir de raíces oscuras a puntas claras o viceversa. Por otro lado, el balayage es una técnica a través de la cual el colorista tiñe a mano alzada y con pincel una serie de reflejos en todo el cabello, usando diferentes tonos de una misma gama.

Mujer con flamboyage en cabello largo y ondulado
El ‘flamboyage’ es una técnica que fusiona el ‘ombré’ y el ‘balayage’. Crédito: Instagram.com/hairstylist.madison.

El origen del flamboyage

Si te estás preguntando cuál es el significado de la palabra flamboyage, es muy simple: el colorista que desarrolló esta técnica, decidió reemplazar el uso de papel aluminio por una cinta o papel adhesivo transparente llamado Flamboyage Meche. Este material es largo, versátil y permite que el profesional aplique el color y le dé un aspecto artístico al look.

Para conseguir el efecto natural, los mechones de pelo se colocan de forma aleatoria sobre la parte adhesiva del papel. Después, se aplica la el tinte o decolorante. Cuando el color está listo, se retiran las cintas y se enjuaga.

El resultado final es un look en el que las luces se fusionan con el tono natural o base del cabello, de ahí que no cobren un aspecto artificial.

Cuidados del flamboyage

Una de las grandes ventajas de esta técnica es que, al no hacerse desde la raíz y aplicarse de forma aleatoria, no evidencia el paso del tiempo y la falta de mantenimiento, así que es perfecto para las mujeres prácticas que no quieren retocar sus raíces con frecuencia.

Por otro lado, para conseguir el color deseado, es muy probable que debas someterte a una decoloración en gran parte del cabello. Esto, sin duda, podría resecar la fibra capilar y causar efectos indeseados como el frizz y la orzuela.

Para evitarlo, te recomendamos usar la línea Blindaje Platinum de TRESemmé, un shampoo y acondicionador que repararán y protegerán a tu melena de estos y otros daños.

Tipos de pelo

Tenemos una excelente noticia: ¡el flamboyage funciona en cualquier tipo y textura de pelo! No importa si es grueso, fino, lacio, rizado, teñido o si conserva su tono natural. Eso sí, requiere del conocimiento de un experto para poder conseguir un resultado lo más natural posible.

¿Te sumas a la tendencia del flamboyage?

Siguiente