Cabello color fantasía: dale un toque de magia a tu melena

Lila, rosa, azul turquesa, mandarina... Si sueñas con un cabello color fantasía, aquí te decimos todo lo que debes saber antes de teñirlo.

¡La tendencia de llevar el cabello color fantasía se mantiene vigente! Si tienes ganas de teñir tu cabello en un tono vibrante, pero tienes dudas sobre cómo cuidarlo o qué tan dañino es el proceso para tu pelo aquí encontrarás las respuestas.

Antes de empezar a explorar el maravilloso —y complejo— mundo del cabello color fantasía, vale la pena empezar definiendo a qué nos referimos con ese término.

Una forma sencilla de identificar los colores fantasía, es que no se encuentran naturalmente en ninguna cabellera. Por ejemplo: rosa, azul, morado, verde, etcétera.

Mujer con cabello color fantasía largo y lacio
La gran mayoría de las cabelleras requieren una decoloración previa a cualquier tinte color fantasía. Crédito: Georgia Ocallaghan/Shutterstock.

El proceso de teñido depende del color y la intensidad que desees, y si quieres una coloración completa o solo unas mechas.

Pero hay un común denominador en casi todas las cabelleras que vayan a ser teñidas con colores fantasía: la decoloración. A menos que tu cabello sea casi blanco por naturaleza, deberás someterte a una decoloración previa al tinte.

Mientras más oscuro sea tu pelo, más tiempo durará el proceso de decoloración. Esto puede llevar varias semanas —se recomienda espaciar las decoloraciones de cuatro a ocho semanas— y siempre es mejor poner tu cabellera en manos de un experto.

Editor’s tip: Las decoloraciones pueden dañar mucho tu pelo, así que es indispensable integrar un sistema de lavado reparador en tu rutina. El shampoo y superhidratante diario Dove Crecimiento Regenerador son una excelente opción.

Ahora bien, después de que el colorista ha conseguido una base lo suficientemente blanca para poder trabajar con colores fantasía, aplicará el tinte. Es muy probable que use diferentes tonalidades de la misma gama para dar profundidad y dimensión al color.

¿Se puede tener el cabello color fantasía sin decolorar?

Los colores como vino o negro azulado (que también son fantasía) sí pueden conseguirse sin necesidad de una decoloración previa sobre un cabello negro o castaño oscuro. Pero si lo que buscas es un color vibrante como el rosa, la decoloración es inevitable.

Si tu pelo es rubio o castaño claro y no lo decoloras, el color podría aportar algunos reflejos; pero si tu cabello es muy oscuro, es muy probable que ni siquiera se note.

Siguiente

Mujer con cola de caballo y cabello color lila
Los tonos fantasía empolvados, favorecen a las pieles morenas. Crédito: Wayne Tippetts/Shutterstock.

Estos tonos requieren de un gran compromiso, ten en cuenta que deberás visitar a tu colorista al menos una vez al mes para retocar el color.

También será necesario adaptar tu régimen de lavado y estilizado, para alargar la permanencia del color y evitar que tu cabello se maltrate.

Cuidados al lavar

En All Things Hair confiamos en la línea TRESemmé Blindaje Platinum, un magnífico dúo de shampoo y acondicionador. Sus fórmulas reconstruyen la estructura de la fibra y sellan la cutícula, recuperándolo del deterioro y volviéndolo resistente ante futuros daños.

Además de usar los productos adecuados, también se recomienda espaciar los lavados para evitar que el color se deslave. Los expertos recomiendan lavarlo tres veces a la semana, como máximo.

Editor’s tip: ¡Los baños con agua fría serán los mejores aliados de tu cabello color fantasía! El agua caliente abre la cutícula y deja que el color se escape, mientras que el agua fría tiene el efecto contrario.

El sol es tu peor enemigo

Por otro lado, el sol puede convertirse en el peor enemigo de tu cabellera, ya tiene la capacidad de deslavar el color y arruinarlo por completo si pasas mucho tiempo expuesta a él.

Para protegerlo, integra en tu rutina un producto como la crema para peinar TRESemmé Solar Repair, que contiene filtro de protección UV.

Maisie Williams con cabello color lila
La actriz Maisie Williams lleva el pelo color lila. Crédito: Action Press/Shutterstock.

La duración de estos tonos depende de dos factores: los cuidados que se le den al cabello y del tipo de tinte aplicado.

Muchos tintes color fantasía son semipermanentes, esto significa que el color se deposita en el tallo externo del cabello. Con los cuidados adecuados, pueden durar hasta ocho semanas.

Los colores fantasía se deslavan con facilidad así que, si lo miras por el lado bueno, tu pelo pasará por una transición hacia los tonos pastel que podría ser muy favorecedora (¡y divertida!).

Editor’s tip: Si no estás dispuesta a comprometerte, experimenta con los tintes temporales. Los hay en distintas presentaciones —spray, gel, gis, etcétera—, son muy sencillos de usar y se caerán al primer shampoo.