Balayage en pelo corto: un menú de 15 estilos para llevar tus mechas

Melenita iluminada.

Seguro escuchaste hablar del balayage, la técnica de coloración tan de moda que promete iluminar la melena imitando el efecto natural del sol. En esta nota, nos dedicamos a las melenas breves: seleccionamos un menú de estilos para que lleves tu balayage en pelo corto.

El secreto de su éxito radica en la elección de los tonos de las mechas que se van a entremezclar con sutileza con el resto del pelo; entre 1 y 3 tonos más claros es lo ideal. Balayage significa “pincelada” en francés, y eso mismo emula esta técnica en el pelo. Llegó tu momento: no importa si hace poco te entregaste a las tijeras, el balayage en pelo corto también funcina. ¡Y muy bien!

balayage en pelo corto castaño
Crédito: Shutterstock.

Espejado

Uno y otro lado de la melena parecen reflejados. Aunque no es súper estricta, la raya al medio está bien trazada para que el balayage se luzca al máximo en este medium bob. Desde las raíces castaño oscuro hasta las puntas bronde, este es un bello ejemplo del balayage en pelo corto.

Nuestro tip: El tinturado puede resecar el cabello. Para mantenerlo a punto, probá un sistema de lavado para pelo seco como el Shampoo y Acondicionador Crema Balance de Sedal, con óleos ultralivianos de Argán y Almendras, que deja el pelo suave e hidratado desde el primer uso.

balayage en pelo corto rojo
Crédito: Shutterstock.

Llamarada

De uno de los balayage en pelo corto más tradicionales pasamos a uno de los jugados. ¡Wow! Este pelo rojo nos fascina. Con rapado lateral y largo hacia arriba, el cabello sube en altura al tiempo que baja en intensidad de color. Parte de raíces rojo intenso mientras que hacia las puntas baja algunos tonos hasta alcanzar el anaranjado.

Recomendamos: Si tenés el pelo fino o dañado por herramientas de calor o la coloración, probá la Crema de Tratamiento Ritual de Reparación de Dove, que contiene aceite de coco y cúrcuma, conocidos por sus propiedades restauradoras. Aplicala después del lavado, en todo el largo del pelo húmedo, evitando las raíces. Dejá actuar por lo menos 3 minutos y enjuagá.

balayage en pelo corto castaño capas
Crédito: Shutterstock.

En capas

Este peinado rebajado realza el balayage en pelo corto, que empieza con una base castaña oscuro y va hacia uno claro en las puntas. Además, al tinturado gradual agregó algunas mechas rubias más definidas. Un estilo con movimiento que no requiere mucho tiempo para estar arreglado. Podés ayudarte con la Crema para Peinar Óleo Nutrición de Dove, enriquecida con aceite de Argán, para desenredar el pelo, dejarlo más dócil y suave, sin dejarlo pesado.

Cómo usarla: sobre el pelo húmedo o seco, siempre evitando el contacto con la raíz. No necesita enjuague.

Bob con balayage
Con hebillas. Crédito: Shutterstock

Accesorizado

Nuestra primera inspiración de balayage en pelo corto es en un pelo castaño oscuro. Ella solamente le dio unas pinceladas de color dos niveles más claros que el suyo. Su estilo es completamente lacio y con raya al medio. Para lookearse, usó las hebillas que son el accesorio del momento.

Nuestro tip: Si vas a adoptar esta tendencia, es importante proteger el color e hidratar tu melena. Para eso, recomendamos usar el Shampoo y el Acondicionador Hidratación Profunda de TRESemmé para el lavado diario.

Bob con rizos y con balayage
Rizado fabuloso. Crédito: Shutterstock

En rulos

El balayage en pelo corto rizado se luce. Lo vemos en una especie de afro, cuyo color de base es un castaño oscuro. Esta técnica trasciende a cualquier textura y extensión de pelo. Por lo tanto, no te prives de probarlo. Con un sistema de lavado diseñado especialmente para tus rulos, como el Shampoo y Acondicionador Rizos Definidos de Sedal, vas a lograr una textura agradable y el armado ideal para tu cabello.

balayage en pelo corto strawberry blonde
Crédito: Shutterstock.

Strawberry blonde

En este caso, encontramos el balayage en pelo corto aplicado en tonos de strawberry blonde: un poquito rubio, otro tanto rosado, algo de color durazno. El pixie largo en capas deja ver las variaciones de color a lo largo del pelo, que se apoya sobre la frente con un flequillo al costado. En las puntas, las ondas naturales.

Bob con balayage
Blunt. Crédito: Shutterstock

Con calma

Si ya estás convencida en probar el balayage pelo corto pero no te querés “tirar a la pileta” con un cambio trascendental, empezá de a poco. Probalo con un grado más claro que el tuyo. Si te convence y te sentís cómoda, seguro te animarás a probar 2 ó 3 grados de tonos más claros.

Bob con balayage
En capas. Crédito: Shutterstock

Desniveles

¿Cómo queda el balayage en pelo corto en capas? Aquí la respuesta. La melena automáticamente adquiere un fabuloso juego de luces que con las capas tienen más movimiento. Sin duda, cada nivel de tu corte tendrá un toque de color diferente.

Bob con balayage
Pelo fino. Crédito: Shutterstock

Finito

Este estilo se ajusta bien tanto al pelo fino como al pelo grueso. Ella, además, tiene las puntas desfiladas y balancea su look con un flequillo más tupido, para dar esa ilusión óptica de volumen. Incluso en este tipo de melenas, la técnica se luce bien.

Chica con balayage pelo corto
Con suaves ondas. Crédito: Indigital

Bob rubio

Las rubias fueron las primeras en subirse a esta tendencia, ya que es una gran forma de añadir matices y darle cierta profundidad al pelo. El resultado puede variar de acuerdo a la altura desde la que se comience el barrido y, por supuesto, los tonos elegidos. En este caso, las mechas de rubio más claro empiezan a asomarse en la parte superior de la cabeza. Un dato de styling: las ondas suaves se llevan de maravillas con el balayage en pelo corto bob.

Chica con balayage pelo corto
En versión castaña. Crédito: Indigitalimages.com

Castaño

Basta con aplicar solo un tono más claro, para que esta técnica haga su magia, aportando calidez e iluminación a la cara. Esta sutileza puede resultar tentadora para aquellas mujeres que se rehusan a cambios bruscos. En pelo castaño también queda fabuloso y muy natural.

Chica con balayage pelo corto
Amor por el bronde. Crédito: Indigital

Bronde

¿Es rubia? ¿Es castaña? ¡Las dos! El combo perfecto se llama bronde y es una tendencia en alza. Claro, también admite la fórmula del balayage. La ventaja de este color de pelo es que la técnica de coloración puede hacerse tanto con tonos rubios como con castaños más claros. Ambos lucen bien.

Chica con balayage pelo corto
Dulce color. Crédito: Indigital

Caramelo

Si salimos del terreno de los rubios y castaños claros, encontramos que también hay opciones de balayage en pelo corto. Las mechas caramelo son las más favorecedoras las melenas castañas. El efecto puede parecer imperceptible a simple vista, pero resplandece con la luz natural. ¡Y ni hablar de cómo suaviza los rasgos!

bob con balayage
Avanti morocha. Crédito: Indigital

Morocho

Acá es cuando aparecen todas las dudas. La primera respuesta es: sí, si sos morocha podés ser parte de este club. Funciona igual que para el resto de los colores de pelo, uno o dos tonos más claros son suficientes para lograr el efecto iluminador. Como la coloración se realiza con pincel y a mano alzada, el resultado es siempre natural. No hay nada que temer. Y, en el peor de los casos, el pelo crece y siempre podés recurrir a un corte reparador.

Recogido pinup en balayage gris
Pinup. Crédito: Shutterstock

Gris

Estamos ante una propuesta de balayage en pelo corto gris. Es una alternativa de color diferente, disruptiva, ideal para las melenas más osadas. Es una opción para lucir la técnica pero en otro color que también admite ese juego de luces y sombras.

Nuestra recomendación: dejá esta técnica en manos de un especialista. Esta persona va a saber elegir la tonalidad más adecuada para vos. Un balayage mal hecho puede resultar desastroso.