Rebobinemos: el secreto para peinar (bien) el pelo

Angela | 27 octubre 2017

Decile chau a tu método “cepillada-tirón” con estos tips para peinarse bien.

Nos levantamos con el pelo batido después de un recital y queremos estar listas en 5 minutos para ir a la facultad. Damos un salto a la ducha y luego empieza la misión de cómo peinarse. Sin importar el calibre de los tirones, le aplicamos una dosis de fuerza a cada mechón. ¡Alto! Estamos hablando de tu pelo, de aquel elemento que marca tu personalidad y tus facciones de la cara. La idea no es quedarnos calvas, sino aprender a peinarlo con destreza e inteligencia y evitar que se quiebre. Y aquí viene la primera recomendación: construí tu sistema de lavado alrededor de una línea que brinde mayor fortificación a tu pelo, como la del Shampoo Sedal Miel Anti-Quiebre y Acondicionador Sedal Miel Anti-Quiebre

Sedal Shampoo Miel Anti-Quiebre

¿Qué necesitás?

Precisás contar con un buen cepillo. La regla de oro: usar peine para cuando está húmedo y cepillo cuando está seco. La consigna es cuidar la fibra capilar desde el momento cero. ¿Cómo saber cuál es el mejor cepillo? Según los especialistas, los cepillos fabricados con materiales nobles como la madera, por ejemplo, y con cerdas largas, ya sean de silicona o jabalí, tipo paleta son los más recomendables. Evitar los que son plásticos o metálicos que enredan más el pelo.

Paso 1

Aunque no lo creas, te revelaremos algo increíble: el pelo se debe cepillar antes de lavarlo. Cuando se cepilla estando seco, se eliminan impurezas, sprays u otros productos que suelas aplicar. En seco, el pelo es muy resistente. Usá el cepillo para esta etapa del cepillado.

Paso 2

Una vez lavado, empezá a desenredarlo. Para ello, sí usá el peine. Sabemos que tenés 15 minutos para arreglarte, desayunar y salir a perseguir el colectivo, pero creemos que esto no te lleva sino 2 minutos. Las cremas para peinar facilitan mucho esta tarea. Elegí la más acorde para tu tipo de pelo. Si querés, además, nutrirlo, optá por la Crema para Peinar Óleo Nutrición de Dove. Aplicala de medios a puntas y dejá que tu peine se deslice. Vas a ver cómo peinarse es más fácil.

Joven de pelo castaño largo peinándose con peine

Paso 3

Cómo peinarse bien es una pregunta que pocos se hacen y la verdad es que es todo un arte. Aunque el 99 % de la población lo hacemos al revés, tené en cuenta esto: siempre se debe empezar por las puntas. Sujetá con tu mano la raíz del mechón, cepillá primero la punta, luego la mitad y concluí en la raíz . Hacé las pasadas que sean necesarias hasta que lo sientas fluir. ¡Y está listo!

Paso 4

Te preguntarás cuántas veces es recomendable hacerlo. Cada vez que notes tu cabello enredado o si justo te agarró un viento huracanado saliendo del subte, sacá el cepillo del bolso y empezá de nuevo.

Si tenés un tiempo extra, te revelamos este tip que nos encanta: con el mismo cepillo podés masajearte el cuero cabelludo para estimular la circulación. De este modo el cabello crecerá fuerte.

Cómo peinarse bien ya no es un misterio. Ahora que sabés los trucos, ¿vas a convertirlo en hábito?