En serio, ¿cada cuánto conviene hacer un corte de pelo?

Angela | 10 enero 2018

Ni en luna llena ni cuando la marea sube. Enterate cuándo.

Las creencias de nuestras abuelas o las recomendaciones de nuestras amigas son para hacer un manual y estallar de la risa. Entre las más populares se encuentran las famosas fases de la luna, que marcan cuándo es el momento ideal para hacer un corte de pelo. Para eso necesitás una clase acelerada de astronomía y un telescopio #LOL.

Nosotras proponemos otra fórmula, basada en una teoría más empírica (y menos mística) para acudir a tu peluquero. ¿Querés descubrirla? Continuá leyendo.

Nuestro tip: Para cuidar las puntas, te recomendamos aplicar una crema de tratamiento al menos una vez por semana. Y, por supuesto, adoptar un acondicionador en tu rutina de lavado diario. A nosotras nos gusta mucho el Acondicionador Hidratación Intensa de Dove porque proporciona una nutrición profunda, facilita la tarea de desenredar el pelo y mejora su docilidad.

Dove Acondicionador Hidratación Intensa

Sin tinturas ni tratamientos

Se lo llama también pelo virgen. Este se caracteriza por ser naturalmente saludable, es decir, no conoce sobre los daños de la coloración y ni del propio del uso diario de secador, planchita o cualquier otra herramienta de calor. La frecuencia de corte ideal para las cabelleras de este tipo es cada 3 meses. Seguramente no sufra de puntas florecidas ni secas: es la melena que requiere menos esfuerzo si de cuidados hablamos. ¡La que todas queremos!

Crédito: Indigital

Largo lacio u ondulado

Nuestra sugerencia, en este caso: un corte de pelo cada 2 y 3 meses. Si solés tratarlo con mascarillas o tratamientos para darle suavidad e hidratación, las puntas durarán más tiempo y resistan más al quiebre. Si aún no adoptaste este tipo de producto, te recomendamos la Crema de Tratamiento Óleo Nutrición de Dove, que ayuda a suavizar hasta el 100 % del pelo áspero. Este tratamiento para cabello seco le da a tu pelo una sensación suprema de suavidad y sedosidad.

Crédito: Indigital

Rizos finos

crédito: indigital.com

Si querés conservar la forma de tu corte de pelo, te conviene agendar turno en la peluquería cada 6 semanas. ¿Qué ocurre si se excede este tiempo? Suena obvio, pero las capas se van a empezar a desdibujar. Visualmente, el estilo va a lucir más pesado y va a perder el movimiento propio de este tipo de corte. Si pensás que no te vas a acordar de acudir a la peluquería, tenés dos opciones: poner una alarma en el teléfono o… cambiar de corte.

Bob

La magia del bob está en su líneas rectas y de los cortes regulares dependerá que siga siendo un verdadero bob. Pasando la sexta semana vas a empezar a notar cómo tu corte de pelo toma otro aspecto… menos prolijo, menos definido. Un nuevo corte no solo recuperará su forma sino su vitalidad.

Chica con balayage pelo corto
Crédito: Indigital

Fino

crédito: indigital.com

Para los pixies, corte taza y cortes con rapado lateral la alarma empieza a sonar en 4 semanas, a veces antes. ¿Cómo saberlo? Muy fácil. Inicialmente, cuando fuiste a buscar ese estilo, tenías algo muy definido en la mente. Si tu pelo se distanció de esa imagen de referencia que llevaste a la peluquería, es hora. Sí, estos son cortes que requieren voluntad y disciplina. Pero vale la pena.

Crédito: Indigital
Si tu melena pasó por distintos colores de pelo, si aplicás calor a diario o si realizás tratamientos como alisados, este párrafo está dedicado a vos. Andá reservando un turno para el próximo mes, porque un corte de pelo cada 4 semanas es lo ideal. En tu casa, podés ayudar un poquito a extender este plazo. ¿Cómo? Adoptá un tratamiento ninja, bien power, como la Crema de Tratamiento Recuperación Extrema de Dove. Esta crema, profundamente nutritiva, repara y protege las fibras, dejando el pelo suave y sedoso.
Crédito: Indigital

¿Ya descubriste con qué frecuencia tenés que pasar por la peluquería? No había mucha ciencia, mejor dejemos los astros para el horóscopo y las predicciones…